julio 30, 2016

Escándalo en La Pedriza, de César Pérez de Tudela

BLAS M. MINGUEZ:  16/7/2016 


Aunque el autor del artículo, que os envío, nunca ha sido de mi agrado, en esta ocasión lo utilizo para ilustrar lo mediocre que son los personajes que nos gobiernan. Yo hubiera cargado más las tintas sobre la ineptitud, la ignorancia y la codicia de la gente que gobierna, que tiene poder de prohibir sin argumentos. Afortunadamente, no todos a los que el pueblo otorga poder son igual de perversos.
Hago este llamamiento por nuestra querida Pedriza.
....................................................



http://www.elmundo.es/madrid/2016/07/16/57890f6dca474199718b462d.html

Desde aquellos lejanos años de la década de los 50 del siglo pasado -más 60 años- estoy recorriendo La Pedriza. He participado en los campamentos del Frente de Juventudes de Repoblación Forestal, he aprendido a escalar en las rocas de La Pedriza, abriendo difíciles itinerarios (vías de escalada) en los riscos más significativos de este singular enclave de la naturaleza: Pájaro, Peña Sirio, Pared de Santillana, Quinta Buitrera... etc. Entre un extraordinario número de personajes como Zabala, los Kindelan, Teogénes, Silvino Ronda, Miguel Ángel Herrero, 'El Ardilla, Guirles, Gálvez, 'El Galleta' y tantos personajes más que han consumido los mejores años de su vida escalando y recorriendo estos senderos que el tránsito y el adecuado uso ensancha...
He escalado cientos de veces -en invierno y en verano- por esas rocas únicas en el mundo... y acumulando energía me he introducido en las frías aguas de sus torrentes. He participado en rescates de escaladores y montañeros perdidos o accidentados en esos riscos, cuando en España solo existían los grupos de socorro en montaña ejercidos por los mismos montañeros. Hemos organizados decenas y decenas de cursos para enseñar técnicas de la escalada, convocados por la vieja Escuela Nacional de Alta Montaña (ENAM)...
Por otro lado creo que soy uno de los periodistas que más artículos y reportajes ha publicado de La Pedriza, y sus textos figuran en libros, espacios de radio y televisión, en diarios como el Ya, el Abc, Blanco y Negro, Diario Pueblo y tantos otros, sin olvidarme de la famosa revista La Actualidad Española y no digamos de la centenaria revista Peñalara.
Los escaladores de La Pedriza han sido durante los últimos 100 años quienes han recorrido y mantenido La Pedriza, divulgándola, cuidándola, prestigiándola... ante una sociedad que vivía de espaldas a estas formas pétreas, que solo eran belleza, desconociendo totalmente sus enclaves, incluidos los municipios próximos... Pero en alguna de estas reuniones convocadas por la Consejería correspondiente no se ha convocado ni a los visitantes más característicos, ni a los clubs de montaña o federación correspondiente, es decir los mayores representantes del lugar, los más perjudicados, los que esperan que la Comunidad de Madrid no haga de la democracia una torpe dictadura... ¡Esperemos!
Ahora las autoridades competentes (¿?) deberán demostrarlo con medidas lógicas, justas y viables... Han decidido participar en la conservación de La Pedriza con la tradicional política de la prohibición, la más sencilla y la menos democrática, limitando los horarios de entrada, como si fuera un edificio oficial y poniendo puertas al campo, y así incumpliendo uno de los artículos más principales de la Constitución española: el libre tránsito por todo el territorio nacional... sin una causa verdaderamente justificada...
Este cronista ya está harto de tanta retórica demagógica... La Pedriza se viene manteniendo bien a pesar del impresionante aumento de aficionados a andar y a correr por las montañas, que en el caso de La Pedriza se suelen quedar por las estribaciones de sus zonas bajas... concentrándose en las entradas y alrededores de Cancho Cochino -feo nombre para un bonito lugar- y alrededores del paraje -en otro tiempo única entrada- llamado Tranco.
Sí... claro que hay botellas rotas y plásticos abandonados y por ello deberemos aumentar las campañas de reeducación e incluso la vigilancia -muy poco real- sobre este territorio, pero limitar los horarios de entrada y desmantelar lo que existe, sin una reglamentación (PROG o PORN) bien redactada, con conceptos claros y adecuados a las circunstancias, será un acto de nepotismo que los perjudicados -que son muchos- no soportarán en silencio.

César Pérez de Tudela es guía-explorador de alta montaña y periodista.
............................................

OTRO ASUNTO. Hoy en Perroflautas del Mundo: 
Mitos y realidades de una guerra anunciada
 80 años de la Guerra Civil. Refrescando la memoria