mayo 12, 2006

1ª Concentración Atletas Populares Valle del Jerte (Versión Reducida para la A.D.Extremasport, a partir del 7º párrafo, subtitulado)

Las fotos llevan una explicación y al relato lo precede un *asterisco. Lo copiado aparece "entrecomillado" Para VER las FOTOS, sus detalles, DEBEN AGRANDARSE clicando sobre ellas, una o más veces, al gusto. Fueron tomadas con cámara analógica y ahora, 21/5/2015, escaneadas.

* Acudimos a ella junto con los padres de Sara y una pareja de amigos suyos. Blas había sacado información -de Internet- de las carreras convocadas, se la pasó a Abel y a todos nos pareció bien acercarnos al Piornal y compartir la experiencia. La suscripción la hizo el mismo día en que yo había reservado las entradas para la proyección de Faraón -dos ó tres semanas antes del día en cuestión, 5 de mayo- con lo que les dije a mis hijos -con los que íbamos a acudir a la exposicion- que se fueran ellos e invitaran a dos amigos, puesto que, de todas formas, perdíamos el pase para la proyección tan solicitada. Se llevaron a Gracia, según me diría Ana después. Nosotros acudiremos el domingo 14 de mayo, ultimo día de la misma.
Para el Piornal, salimos a eso de las 11 de la mañana, del viernes 5 de mayo -nos entretuvimos en sacar dinero y comprar fruta para el fin de semana-.
Hasta el mismo miércoles estuve en casa de mi hermana Cecilia y, aprovechando que Benito parecía estabilizado, volví a la mía. Seguí aprovechando -siempre lo digo- hay que aprovecharlo todo, porque nunca se sabe cuando se acabará para ti; el jueves fui con Ana a ver el espectáculo Samsara, que estuvo genial -aquí dejé constancia de ello- y el viernes para el evento contratado que abarcaba del 5 al 7 de mayo. Lugar de la cita: la Hospedería La Serrana en el pueblo del Piornal, por el que pasamos una vez, durante mi embarazo de Ana, hace justo 21 años, porque también fue a primeros de Mayo.

1.- Brote de roble

* Íbamos sin prisas, disfrutando del paisaje, tanto que Blas, que en principio pensaba ir por la autovía, se pasó el desvío y finalmente fuimos por la carretera de los pantanos, sin tráfico a esas horas.

El campo estaba en su apogeo, es la mejor época. El otoño tendrá también su punto, pero si tengo que elegir me quedo con la primavera. El verde de los árboles y de las hierbas, los amarillos de las flores, como la retama que actúa de pantalla divisoria en muchas de las autovías, el rojo de las amapolas, el blanco de las flores de las jaras y el lila, que cubre grandes espacios con la flor del cantueso, estupenda flor del cantueso, olorosa flor del cantueso.


2.- Flores de brezo. Color rosa fuerte: fucsia

* Una maravilla, sí, poder disfrutarlo, tener esa capacidad. Quien no la perdió en algún momento de su vida no sabe la importancia que tiene para mí, este poder valorar todos los bienes con los que nos regala la Naturaleza, y están ahí, para todos nosotros, ofreciéndonos un espectáculo impagable, a la altura de todos los bolsillos. Sólo hay que quererlo.
A comer nos paramos en Madrigal de la Vera, ya en Cáceres, donde Blas había comido una semana antes, cuando se fue sólo a la excursión que proyectó para finales de abril, primeros de mayo en Galayos. En la primera ocasión quedó satisfecho, tomó el menú del día, unos 10 euros. En este caso pedimos menú especial asados, y la cagamos. El cochinillo estaba seco, era congelado, se lo comenté al camarero, que resultó ser el dueño, y me trajo una segunda ración media hora después, algo menos seca pero tampoco buena. 17 euros cada uno, fue su precio. Restaurante Victoria, en plena carretera cruzando el pueblo.
A las cuatro de la tarde reiniciamos el camino. A Blas se le van cerrando los ojos, lo veo y me ofrezco a llevar yo el coche y, cosa extraña, acepta. Esta es la mía, me pongo al volante y voy tan ricamente, conduzco bien, que me lo digo yo, la que mejor lo sabe, quien siempre está conmigo, la que me ve.
Pasamos por todos los pueblos de la Vera: Villanueva de la Vera, Valverde de la Vera, Viandar de la Vera, Losar de la Vera, Jarandilla de la Vera, Aldeanueva de la Vera y al llegar a Cuacos tomamos la desviación a Garganta de la Olla. Me han parecido interesantes, tendremos que parar en ellos en otra ocasión, porque este día debemos estar a las 5 y media en la Hospedería, convocados para un primer contacto.


3.- Garganta de la Olla, desde mirador

* En la carretera hay un mirador sobre Garganta, paramos, pone que es lugar declarado de interés histórico artístico. Una escultura preside el mirador, está dedicada a La Serrana de la Vera que cuenta fue una mujer que vivía en el monte y que cuando quería comer, cazaba, cuando quería beber, bajaba al río y cuando quería un hombre, bajaba al pueblo y se lo llevaba, después, ya satisfecha, se lo cargaba para que no la delatara. ¡Qué moderna ella!

>>> VERSIÓN REDUCIDA PARA LA A.D. EXTREMASPORT <<<

A la hospedería llegamos a las 5 y media en punto, está al pie de la carretera, antes de llegar al pueblo. Dentro hay unos muchachos que resultan ser los organizadores, cuatro jóvenes licenciado en Ciencias del Deporte, nos dicen. En la ropa pone Universidad de Extremadura y el "deje" es extremeño total. Esperaremos a que venga el resto, dicen que somos 20, inscritas como no corredoras sólo nosotras 3, las de Madrid. Luego resultará que la compañera de otro que también vienen de Madrid no corre. Ya somos cuatro.

4.- 1ª carrera
Tramo ctra. inmediato a Hospedería.

* Finalmente, habrá tres ausencias y a las 6 y media salen a correr los inscritos como tal.
Pura, Rosa y yo iremos detrás andando, en principio van por la carretera, en el sentido en que vinimos, desviándose al poco hacia el monte, a la derecha, 90º. Continuamos y a la media hora ya están de vuelta, nos adelantan y nosotros ¡media vuelta!
En el edificio tienen una habitación habilitada para reuniones donde nos introduciremos todos, allí nos hablarán del programa previsto, sujeto a variaciones, si nos parece bien, y nos hacen entrega de una bolsita de papel que incluye información de la zona y una camiseta blanca, de fibra para correr ¡a nosotras también!
A las 9h. la cena, casera, bien cocinada, patatas con bacalao y algo de puerros y después filetes de lomo de cerdo en salsa y con patatas fritas. Las patatas estupendas, mejor que en casa -ya no frío hace... ni me acuerdo-.
En principio dijeron de dar un paseo nocturno por el pueblo, pero se dan las 11h. de la noche y pensamos que ¡mañana será otro día! El desayuno a las 9h.
La habitación está bien, sin lujos pero es bastante honorable, dos camas de 90x190 cm. armario gigante y doble cristal en la ventana. El servicio tiene el retrete separado, mejor.
A casa llamé desde Madrigal para advertirles de que ¡habíamos llegado bien!
Me levanto con jaqueca, miro en el bolso y llevo paracetamol, lo echo en un vaso con agua, se disuelve y para adentro. Al poco rato estoy renovada ¡que bien!
El desayuno en el salón de la cena, tipo buffet, hay barritas y un pequeño horno para tostar, preparo tres, una de ellas para Blas. Además comeré dos cruasanes rellenos de chocolate que están buenos -son de Martínez, la marca de repostería industrial-.

5.- Nuria. Robles retoñando. Muro piedra, detrás

* Prácticamente todos los inscritos son corredores, se les ve, y han participado en más competiciones, una de la muchachas -en total somos 6 mujeres- dirá en otro momento que ya tiene ciento y pico trofeos ¡casi ná!
Hoy toca subir a una cima llamada Punta Negra -lo pregunté, el nombre- puedo ir detrás de los corredores o esperar a un grupo de universitarios que llegarán a eso de las 11 y media. Como falta una hora, prefiero ir por delante, Pura y Rosa irán a su ritmo, detrás de nosotros.
Empieza la carrera, enfilan nuevamente a la izquierda, por la carretera, me han dicho que después tomarán un desvío, también, a la izquierda. Del primer grupo ya se ha descolgado Nuria, mientras su compañero corre con el resto. Iremos ambas al mismo ritmo. Vemos un desvío, lo tomamos.
Bordeando la carretera había montón de brezo color malva rosado, alguno es blanco, y por donde nos adentramos continuará igual. El camino se abre en dos, tomamos el de la derecha que me parece más fiable, para abrirse nuevamente poco después. Elijo la derecha porque se ve en línea con la punta a la que vamos. Vamos charlando.

6.- Fondo: Punta Negra? Aquí: brezo en flor

* Nuria es de un pueblo de Salamanca, comparte piso con el muchacho con el que viene, y dos personas más, y aclara que no son pareja afectiva. Él es de un pueblo de Lérida -me lo dice cuando se lo pregunto a él directamente, en otro momento- de la zona de La Litera. Se admira de que le hablemos de esa zona, porque le preguntamos si conoce la Pasarela de Camarasa, que será que no. El camino está destrozado por las corrientes de agua, que debe llevar en algún momento.


7.- Nieves en la sierra. Plano medio. Aquí: brezo

* Nuria se extraña de que hayan pasado por allí, y es que no han pasado, ni por allí ni por el otro camino que elegimos después de deshacer el primero. Ambos acaban cortándose, comentamos que ya podrían haber puesto alguna indicación en el desvío adecuado, y según estamos volviendo a la carretera me huelo que, quizás, ni siquiera era esa entrada, como así resultará.
Llegadas a la misma, le digo que vuelva al alojamiento, que yo iré algo más arriba a ver si doy con la entrada. Primer indicio de ello, hay dos rayas en el suelo, amarilla y blanca, después aparecen otros dos y en el inicio de una hermosa senda otras dos. Por si me cabe alguna duda por ella vienen Pura y Rosa, tan panchas, que me dicen que acaban de pasarlas los universitarios, que ellas también tomaron, como nosotras dos, el desvío anterior, pero, viendo volver al grueso del grupo, también confundido, rehicieron camino ¡Las últimas serán las primeras! Comprobado. Como son las 12h. y media les digo que intentaré llegar a la punta, siguiendo a los universitarios, nos despedimos.

8.- Escarabajo. Color: azul metálico

* Esta senda parece una autopista en comparación a las que hicimos antes. Viene por detrás un coche, que se parará a mi lado. Sale la cabeza de un joven que me pregunta ¡si va bien para Toledo! es uno de los monitores, dentro van Nuria y su acompañante, vienen a recogerme, les digo que intentaré llegar a la cima. Se admiran, pero la admiración les durará poco, porque como tiene que adelantarse para dar la vuelta al vehículo, me da tiempo a pensármelo y cambio de idea. Que no, que me voy con vosotros, y me subo detrás.
Por la carretera vemos a Pura y Rosa, la primera hablando por el móvil, va contando la gesta que voy a realizar, me ve y ya todo es frustración ¡qué desengaño! me he caido del pedestal, en un instante ¿dos veces? no, tres, porque Blas también había jurado que yo llegaba si me lo había propuesto. Entre otras cosas, cambié de idea porque se veía muy cubierto y pensé no tener ni gota de visibilidad al llegar al objetivo, después del esfuerzo extra que me iba a pedir, y resultará que no, que vieron todo el Valle del Jerte, 35 kilómetros de valle ¡no somos perfectos!
De vuelta a casa ya han realizado los estiramientos, me los perdí. Entramos en la sala de reuniones, se presenta Eduardo, corredor profesional y representante de artículos deportivos y nos habla de algunos de los productos que comercializa. Tiene 37 años, en sus tiempos fue número 1 y confirma que una vez perdido ese puesto, se abandona la competición. Psicológicamente no estamos preparados para las derrotas. Luego le convencerán de que participe en la carrera del día siguiente.
La comida, bastante aceptable, los postres caseros ¿que más queremos?


9.- Polideportivo. David, explicando

10.- Piornal.  Polideportivo.

* A la tarde acudimos al polideportivo del pueblo donde harán el análisis antropométrico, eso pone. Primero graban una breve carrera de cada uno, lenta, media y rápida, y después tomaron distintas medidas: las normales de peso y altura, y las "anormales" de grosor de brazo y pierna, y grasa de varias partes del cuerpo, brazo, pierna, muslo, espalda y barriga. Quedan en enviarnos los resultados a casa, porque los valores los introducen en un programa informático.
Más tarde David, el que más participa de los monitores, hará una exhibición de los usos que se puede dar a una goma elástica, para desarrollar diferentes músculos. Los más audaces, tras esto, participan de carrera y musculación sucesivamente, varias veces.


11.- Foto de Javier


Fuente y plaza del ayto. de Piornal.
Cronista, abajo, centro.

* Se dan por terminados los ejercicios y el grueso del grupo nos damos una vuelta por el pueblo. El Piornal, actualmente sin artículo, es un pueblo que ha crecido en los últimos años, en el sentido de mayor número de casas y en el tamaño de las mismas. Se ve riqueza.



12.- Fuente tradicional de la zona de la Vera

* El día anterior nos dimos también una vuelta, Pura, Rosa y yo, y una pareja de señoras de la localidad nos ilustraron respecto de ello ¡la cereza da mucho dinero en este pueblo! Luego alguien me ampliaría que las cosechas las tienen vendidas, con antelación, al extranjero.


13.- Fuente grande

* Tiene una gran fuente en el centro de una de sus plazas de un tamaño desmesurado, plaza de toros en piedra, que los organizadores no supieron datarme, así como una torre de su iglesia muy maja, con un toque morboso y que es una placa cerámica dedicada a los caídos por la patria, encabezando la lista Jose Antonio Primo de Ribera ¡no somos perfectos!


14.- Torre iglesia

* Las fuentes típicas de la Vera tienen aquí varios ejemplares, fotografiándonos junto a una de ellas -la de la Plaza del Ayuntamiento- todos los participantes.
La foto nos la echó una muchacha de allí, con la cámara de uno de los de Talavera, que ya me las envió por correo electrónico. Están guapas. Acabo de enviarle las mías, previo escaneo en casa de mi hermana, donde estoy ahora mismo continuando con este relato.
Pura se ha parado a comprar cerezas en el garaje de una de las casas, la copiaremos unos cuantos y, después, de vuelta a la hospedería paseando.
En el trayecto, pegada a la carretera, hay una majada con ovejas y, separados, cuatro cerdos. Cuando me asomo a verlos se acercan dos de ellos queal comprobar que no les doy nada, se largan.
A las 9 y media cenamos, a Blas y Pura les ponen, previa petición, como ya hicieron durante la comida, una botella especial de vino blanco, bastante mejor que el tinto, dirá Blas.


15.- Plaza de toros, en piedra. Piornal. Dos parejas de Talavera

* Después hemos quedado en reunirnos en el pueblo para tomar algo, con nosotros se viene una de las parejas de Talavera, los que son más o menos de nuestra edad -tienen tres hijos: una chica de 23 y dos chicos de 21 y 16- ella se llama María y corre que se las pela, según me dijo tiene ciento y pico trofeos. La otra pareja, más joven, no viene, ella se está resfriando.
Llegados al punto de encuentro nos metemos en un pub, tiene música y una pequeña pista de baile, vacía. Pura y Rosa se sientan en uno de los extremos, los demás se quedan en la barra. Yo me siento, por poco rato, porque cuando me parece oportuno me levanto y ¡a bailar! estamos tres, conmigo dos niñas pequeñas como de cuatro años, no les pongo más. Tendrá que pasar algo de tiempo para que se decidan a imitarme alguna, primero Pura y Rosa, y luego, ya sentadas éstas, María y Nuria. Tomo tónica, como vengo haciendo últimamente, antes era limonada. A la una y media nos "recogemos" que al día siguiente está prevista una carrera de competición.


16.- A ambos lados ctra.: cerezos cargados de fruto

* Estamos a domingo y a las 9h. nos levantamos, lavamos, vestimos y a desayunar. Hoy me coloco con la juventud ¡para cambiar! Después haremos el equipaje y abandonaremos nuestra morada temporal. Josué, creo que fue Josué, nos indica que nos espera en el pueblo para guiarnos al balneario, nos vamos juntos tres coches, pasamos por el punto de referencia y no le vemos, por la hora que es preferimos continuar, puesto que creemos saber la dirección.
Atravesamos Valdastilla, pueblo también grande, y desembocamos en la carretera general, nos paramos en la gasolinera que hay a la derecha y pregunto al señor que la atiende por el balneario. Bajando por la carretera, a unos 600 metros , a la derecha y así será. El resto ya va caminando hacia el edificio, les seguiremos.


17.- Piornal, al fondo. Marcelino, Abel y Blas

* Están haciendo las inscripciones, es la 1ª Carrera Popular del Valle del Jerte, promovida por el Balneario, de reciente construcción, nos han dicho que empezó a funcionar en marzo. De mujeres sólo se han inscrito María, Rosa y Nuria. Me animan las restantes a que yo también participe, y lo haré, para hacer número. Primero empiezan los infantiles, niños y niñas. Cuando acaban nos toca a los adultos, a las mujeres nos dan 4´ y medio de ventaja, estamos listas ¡ya! Y empiezo a correr, y es cuesta arriba, por el monte ¡a quién se le ocurre! ¡ignorante de mí! me quedé sin fuelle enseguida, cuando no estoy tan a la vista de los espectadores me paro y camino, malamente, estoy agotada. 


18.- Blas entrando, en plena apoteosis
 
* Enseguida me superan los corredores. Voy sin prisa ¡más me vale! hay cerezos, como cerezas, la pena es que éstas primeras nos son sabrosas, por rojas que estén. Para buenas las de finales de mes, principios de junio, esas son las mollares.
Están recogiéndolas en algunas de las fincas, una de ellas tiene bonitos rosales, me acerco, huelo, huelen, cojo una rosa rojo burdeos, sólo una. Y sigo mi camino. Cuando aparece una desviación, entrada a finca ó similar hay una pareja para indicar el camino, uno de ellos me animará con lo de ¡venga, que a 50 metros ya está el punto más alto, y a partir de ahí, todo bajada!



19.- Foto organizadores. Otro participante

 * Y allí que me quedo, esperando que aparezcan los tres hombres de mi equipo, que será al poco, foto de subida y... foto de bajada. Continúo yo también, en la primera curva de descenso hay una pareja mayorcita, más tarde me dirán -ellos mismos- que son los padres de David. Cerca de la meta veo a Nuria y a su compañero, parados, esperando, animando, me quedo con ellos. Enseguida pasa el que ganará la carrera, un muchacho pequeño, en altura, como de 20 años, que cuando pasó junto a mí por primera vez me dijo ¡venga, campeona! Llegó como una rosa, tan fresco. 


20.- Foto organizadores. Entrega de trofeos.

* En la meta va entrando los participantes, al final aparecen, por este orden: Abel, Blas y Marcelo. Abel viene con el labio inferior blanco, se ha deshidratado.
Toca la entrega de premios, con podio, primero las niñas, luego los niños.
Las mujeres tendremos que esperar, porque la campeona esta duchándose -para eso estamos en un balneario-.
Jaleamos a los hombres y nos toca a las féminas.
En principio, puesto que Nuria y yo sólo hicimos una vuelta -han sido dos- y además andando, pensaron dejar desierto el tercer premio. Me pareció que, si ya había tres estatuillas ¿como la iban a dejar sin entregar? le dije a David que se la dieran, aunque fuera, a Nuria, que llegó antes que yo, lo consultó y resolvieron que sí, que nos daban el tercer premio, en la categoría de senderistas a nosotras dos.


21.- Foto organizadores
Paquita, Nuria, María y Rosa



22.- Foto organizadores. Abel y Marcelino



* El premio, que también incluía una cena para dos en el balneario, a repartírnoslo a nuestro gusto. Nuria eligió la cena, para mí la estatuilla ¡qué suerte!
Allí estamos en el podio las cuatro, enarbolando los trofeos. Las fotos las colgarán en la red, los organizadores- cuando hayan recopilado las de todos los fotógrafos participantes.

23.- Organiz. María y Rosa

* Nos han hecho entrega de camisetas del evento. Después la comida, allí mismo, que resultará peor que las de la hospedería.
Al final nos despedimos, algunos volvemos por donde vinimos para ver una cascada que dejamos de camino. También están los de Talavera. La cascada enorme, para aquella zona.


24.- Cascada. Parejas Talavera: María y ¿?. Rosa y Javier
 

25.- Foto de Javier. Nosotros, al otro lado

* Nosotros dos volveremos por Garganta de la Olla, queremos parar a verla. Es un pueblo bonito, merece la pena una parada. Como dato curioso, es la primera vez que me encuentro con que el prostíbulo del pueblo
-siglos ha-. Está reseñado como edificio de interés.


26.- Foto de Javier. Rosa y Javier


* La fachada azul para que se distiguiera fácilmente. A poco más de las 6h. de la tarde damos por finalizado el fin de semana deportivo lúdico cultural.
Gracias a David, Josué, Miguel y Roberto por haber hecho que disfrutáramos de estos días.  
Fantásticos muchachos, totalmente volcados en conseguir nuestra satisfacción. Una suerte haberlos conocido. Ya lo creo. Para más información sobre sus actividades entrar en www.extremasport.es
Doy por terminado este relato la mañana del día 15 de mayo, festividad de San Isidro, patrón de la ciudad de Madrid.

PAQUITA

mayo 10, 2006

La muerte anunciada (1.1)

Ya llegó la hora, su hora. Lo teníamos visto desde, al menos, hace dos semanas y su final llegó la madrugada pasada. De los aparatos le desconectaron a las 10h.40´de la mañana -dicen que para mantenerle caliente en tanto llegara la familia, a quién le fue comunicado el suceso a las 8h.12´- Ya no existe, sólo el cuerpo de lo que fue, que será incinerado mañana mismo, dentro de poco más de 13 horas.
A todos -sobre todo a sus seis hermanas, además de a la mía- les queda la amargura de sentir que ha sido expulsado del sistema sanitario por la decisión aleatoria de un señor que se creyó Dios, y decidió sobre la vida y la muerte, condenándole.

Carpe Diem a todos. PAQUITA

mayo 08, 2006

De nuevo

Sí, otra vez se había incorporado a sus ensoñaciones. Así, sin anunciarse, de forma estraña, como suele suceder en los sueños ¿Qué hacía él y su pareja oficial en aquella casa, junto a toda su familia, pasando la noche, de malas maneras todos, tipo campamento improvisado? Esa música estridente, mix de diversas composiciones, compuestas de cualquier manera. Esa gran casa, con su anfitriona modelo oficial barrio Salamanca.¡Vaya lío! Imposible descifrar el significado, si es que hay que buscar alguno. Y salió huyendo, eso sí quedó claro, su huida.
Leí antesdeayer, en el suplemento Babelia -el cultural de El País- que Ian Gibson define el talante de Machado diciendo que él nunca fue al encuentro de las cosas, era de los que esperan que la vida venga a su encuentro (ésta última nota es mía, mi conclusión)

PAQUITA