julio 15, 2017

Poema: MUNDO INTERNO, de Nicolás del Hierro

21 h · COPIADO de la pág. de fb de Enrique Gracia Trinidad el 15/1/2017
Acabamos de perder a Nicolás del Hierro, un poeta extraordinario, hombre íntegro y afable, y querido amigo. Todo un maestro del que nos queda su magnífica obra. Un poema suyo:
.
MUNDO INTERNO

Hoy me enfrento con uno de esos días
en que me asomo al universo y una nube me cubre la retina.

Sombrío el horizonte, sólo miro hacia dentro.
No sé si tengo negro el iris o si son los espejos que reflejan
el mundo interno de algún otro que el brocal de mi pozo condiciona.
Apenas soy un átomo del hombre
que ayer leía en los océanos de verdes partituras.
¡Pobre de mí: poeta solo!.
Que acaso ni esto sea, y tengas que ser tú
quien, impertérrito, adivine mi arpegio musical,
mi perfil sensitivo, el prototipo
que extrañamente habita el calendario de mis sueños,
ese que hace pequeño el mundo
y agiganta la esfera a los relojes.
.............................................

OTRO ASUNTO. Hoy en Perroflautas del Mundo:
Emilio Lledó / Filósofo y escritor “Negar la memoria es un crimen histórico y social” Willy Veleta 




Así es el verdadero macho alfa

El genuino líder de una manada de lobos es empático y respetuoso, lejos del estereotipo de padre y jefe controlador y agresivo con el que se identifican muchos hombres

http://elpais.com/elpais/2016/05/12/ciencia/1463056020_205639.html


Los hombres se sienten a menudo presionados para comportarse como machos alfa. Macho alfa evoca la imagen del padre que deja claro en todo momento que tiene el control total de su hogar y que, lejos de su guarida, se convierte en un jefe malhumorado y agresivo. Pero ese estereotipo es una mala interpretación de cómo se comporta el genuino macho alfa en una familia de lobos, que es un modelo de conducta masculina ejemplar. En mis observaciones de los lobos que viven en manadas en el parque nacional de Yellowstone, en Estados Unidos, he visto que los machos que mandan no lo hacen de forma forzada, ni dominante, ni agresiva para con los que le rodean. Los lobos auténticos no son así.
Sí son, en cambio, de otra forma: el macho alfa puede intervenir de forma decisiva en una cacería pero, inmediatamente después de la captura, irse a dormir hasta que todo el mundo está saciado. “La principal característica de un lobo macho alfa”, dice el guardabosques y veterano estudioso de esta especie Rick McIntyre mientras los observamos, “es una discreta confianza y seguridad en sí mismo. Sabe lo que tiene que hacer; sabe lo que más conviene a su manada. Da ejemplo. Se siente a gusto. Ejerce un efecto tranquilizador”. En definitiva, el macho alfa no es agresivo, porque no necesita serlo. “Piense en un hombre seguro de sí, o en un gran campeón; ya ha demostrado todo lo que tenía que demostrar. Imagíneselo así: piense en dos manadas de lobos, o dos tribus humanas. ¿Cuál tiene más probabilidades de sobrevivir y reproducirse, el grupo cuyos miembros cooperan, comparten y se tratan con menos violencia unos a otros, o el grupo cuyos miembros están atacándose y compitiendo entre sí?”.
Rick lleva 15 años observando la vida diaria de los lobos, y asegura que un macho alfa no ejerce casi nunca ningún comportamiento agresivo respecto a los demás miembros de la manada, que comprende su familia, es decir, su pareja, sus hijos, tanto biológicos como adoptados, y tal vez un hermano.
Ahora bien, saben ser duros cuando es necesario. Hubo un lobo famoso en Yellowstone —el 21, así llamado por el número de su collar—, a quien la gente que seguía de cerca su trayectoria consideraba un superlobo. Defendía ferozmente a su familia y, al parecer, nunca perdió una riña con una manada rival. Pero uno de sus pasatiempos favoritos era pelear con los cachorros de su manada. “Y lo que de verdad le gustaba hacer”, dice Rick, “era dejarse ganar. Le encantaba”. Aquel gran lobo macho dejaba que un lobezno diminuto se le tirara encima y le diera mordiscos. “Entonces él se dejaba caer patas arriba”, dice Rick. “Y el pequeñajo, con aire triunfador, se erguía sobre él sin dejar de menear la cola”. En una ocasión, había un cachorro algo más enclenque de lo normal. Los demás cachorros lo veían con desconfianza y no querían jugar con él. Un día, después de llevar comida a los lobeznos, el superlobo se puso a mirar a su alrededor. De pronto, empezó a mover el rabo. Estaba buscando al cachorro y, al encontrarlo, se acercó a estar un rato con él. Con todas las historias de victorias que cuenta Rick del superlobo, esta anécdota es su preferida. La fuerza nos impresiona, pero lo que deja un recuerdo indeleble es la bondad.
Si uno observa a los lobos, no sólo con toda su belleza, su flexibilidad y su capacidad de adaptación, sino también con su violencia a la hora de defenderse y de cazar, es difícil evitar la conclusión de que no existen dos especies más parecidas que los lobos y los humanos. Teniendo en cuenta que vivimos en grupos familiares, nos defendemos de los “lobos” humanos que nos rodean y controlamos a los “lobos” que llevamos en nuestro interior, es normal que reconozcamos los dilemas sociales y las búsquedas de estatus de los lobos de verdad. No es extraño que los indios norteamericanos consideraran a los lobos como almas gemelas.
Pero es que las similitudes entre los machos lobos y los humanos son asombrosas. Hay muy pocas especies en las que los machos proporcionen comida y protección a las hembras y las crías durante todo el año. Las aves llevan comida a sus hembras y sus polluelos sólo durante la época de cría. Entre algunos peces y algunos monos, los machos cuidan de sus hijos, pero sólo mientras son pequeños. Los micos nocturnos transportan y protegen a sus recién nacidos, pero no les dan de comer.
Ayudar a obtener comida durante todo el año, llevársela a los recién nacidos, ayudar a criar a los hijos durante varios años hasta que alcanzan la madurez y defender a las hembras y a los jóvenes todo el tiempo contra los individuos que amenazan su seguridad, son un conjunto de atributos poco frecuentes en un macho. Los humanos y los lobos, y poco más. Y el más fiable, el más seguro, no es el humano. Los lobos macho cumplen mejor sus obligaciones, ayudan a criar a sus hijos y ayudan a las hembras a sobrevivir con una lealtad y una devoción modélicas.

Nos pueden enseñar a gruñir menos, tener más confianza, respetar a las hembras y compartir la crianza
Y otra cosa más: “En los viejos tiempos”, dice Doug Smith, “la gente decía que el macho alfa era el jefe”. Sonríe y añade: “Eran sobre todo biólogos varones los que lo decían”. En realidad, explica, en la manada existen dos jerarquías, “una de machos y otra de hembras”. ¿Y quién manda? “Es sutil, pero da la impresión de que las hembras son las que toman la mayoría de las decisiones”. Es decir, adónde dirigirse, cuándo descansar, qué ruta seguir, cuándo salir de caza. Smith dice que hembra alfa es un término obsoleto. “Yo utilizo la palabra matriarca para hablar de una loba cuya personalidad establece la tónica de toda la manada”.
En conclusión: a nuestro estereotipo del macho alfa no le vendría mal una corrección. Los verdaderos lobos nos pueden enseñar varias cosas: a gruñir menos, tener más “discreta confianza”, dar ejemplo, mostrar una fiel devoción al cuidado y la defensa de las familias, respetar a las hembras, compartir sin problemas la crianza. En eso consistiría ser un verdadero macho alfa.
Carl Safina es escritor, ecologista y profesor. Su último libro es Beyond Words; What Animals Think and Feel.
Traducción de María Luisa Rodríguez Tapia.
.............................................

OTRO ASUNTO. Hoy en Perroflautas del Mundo:
La relación entre corrupción y régimen del 78, ¿cómo acabar con el saqueo de lo público? 




julio 14, 2017

Los pueblos indígenas que defienden los bosques de Centroamérica

https://muhimu.es/comunidad/bosques-centroamerica-defendidos-pueblos-indigenas/

Un nuevo mapa muestra cómo los pueblos indígenas de Centroamérica ocupan y resguardan gran cantidad de bosques, ríos y aguas costeras. El 48% de los bosques son defendidos por estos pueblos, según afirma la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, la red ambiental más grande y diversa del mundo. Las tecnologías cartográficas modernas proporcionan pruebas claras de que su presencia ayuda a asegurar la conservación de los ecosistemas, vitales para la reducción de las emisiones de carbono y el desarrollo sostenible. Este mapa es el más completo que se haya producido en Centroamérica, una región que alberga a 80 pueblos indígenas diferentes a lo largo de los siete países que la componen.                             
                       
Financiado por la Cooperación Danesa y National Geographic Society, el mapa ha permitido que grupos indígenas y gobiernos de la región se unan a la UICN para mapear los ecosistemas bajo el resguardo de los pueblos indígenas. El área ocupada por estas comunidades, aproximadamente 282.000 kilómetros cuadrados, es más de cinco veces el tamaño de Costa Rica.
“El mapa refleja con evidencias científicas, basadas en verificación, que casi el 50 % de los bosques de Centroamérica traslapan con pueblos indígenas, al igual que los ecosistemas marinos”, dijo la coordinadora de la unidad de Biodiversidad y Derechos de la Oficina Regional de la UICN para Mesoamérica y el Caribe, María Pía Hernández. 
Por lo tanto, no se puede hablar de conservación sin hablar de pueblos indígenas y su rol como guardianes de estos ecosistemas. Donde ellos se encuentran están los recursos naturales mejor conservados.
“El mapa viene a confirmar y a reafirmar una vez más que, nosotros, los pueblos indígenas, somos los mejores cuidadores de los bosques”. —Mark Rivas, representante de los territorios miskitos de Nicaragua.
El proceso de construcción del mapa implicó el contacto con 3.500 indígenas, quienes participaron en más de 130 talleres realizados en todos los países de la región, todo ello en un importante esfuerzo para actualizar la información relacionada con el uso del suelo, los bosques y los cursos de agua. El proceso de mapeo empezó en 1992, y a lo largo de los años se ha propiciado una toma de conciencia entre los pueblos acerca de sus derechos territoriales. Un equipo técnico compuesto por profesionales de diferentes disciplinas participó en el proyecto; entre ellos: investigadores indígenas, cartógrafos, científicos sociales, científicos y técnicos ambientales.

La directora regional de UICN, Grethel Aguilar, proclamó que en base a esta investigación debe surgir el diálogo entre los pueblos indígenas, los gobiernos, los grupos ambientalistas y los intereses privados, quienes enfrentarán desafíos extraordinarios en los próximos años para balancear el desarrollo económico con la conservación de los recursos naturales.
El mensaje que promueve el trabajo de investigación es el de construir alianzas; buscar nuevas formas de pensar cómo se están protegiendo las áreas de cada país, y estimular el debate entre los diferentes actores para asegurar la conservación de los bosques que quedan. El mapa entonces es un instrumento que permitirá a los pueblos avanzar en el reconocimiento, respeto y promoción de sus derechos. Además, facilitará a las organizaciones indígenas tener un mayor rol en la conservación de los recursos naturales.

«De un padre sobreprotector sale un hijo tirano, no falla»

Fue jugador de waterpolo, oro olímpico. Combinó el deporte de élite con la adicción al alcohol y la cocaína. Se hundió y se levantó. Ejerció de ‘coach’ en el programa ‘Hermano mayor’ (Cuatro). En 2014, junto al profesor de ESO Francisco Castaño, volvió a Granada para participar de nuevo en la Escuela de Padres de IDEAL, una iniciativa de ese periódico que coordina el juez de Menores Emilio Calatayud. Fue en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Granada.

4


-Las agresiones de hijos a padres se disparan de forma inquietante. ¿Qué le sugiere ese aumento?
-Fíjate que no culpo a los chavales, que son los responsables, pero me sugiere que muchos padres no se han ganado el respeto de sus hijos, no han sabido manejar el principio de autoridad.
– ¿Qué está fallando?
-En casa, la manía que tenemos de sobreproteger a los hijos. A los niños les hacemos creer que son el centro del universo, que pueden hacer todo lo que quieran sin que tenga ninguna consecuencia y, sobre todo, les estamos transmitiendo un mundo irreal, porque no les enseñamos a manejar la frustración y a valerse por sí mismos. El resultado son chavales muy inseguros, con mucho miedo, que utilizan la violencia para conseguir las cosas.
– ¿Se les da una educación demasiado permisiva?
-Es verdad que no podemos educar como nuestros abuelos educaban a nuestros padres. Eran otros tiempos, pero sí podemos educar acorde a la realidad, utilizando el sentido común y rescatando aquello que nos sirvió en su tiempo: la paciencia, saber esperar o el respeto, sobre todo a los mayores. Hay una educación demasiado permisiva, padres que se sienten muy culpables porque trabajan todo el día y cuando llegan a casa son incapaces de poner normas. Pero sobre todo hay muchos padres excesivamente sobreprotectores: ‘que a mi hijo no le pase nada’, ‘que no se vaya a traumatizar’… Te vas a traumatizar tú cuando tu hijo te empiece a poner la mano encima, porque lo hacen. Son chavales que viven en un mundo que no es de la manera que les dijeron, así que no tienen ninguna herramienta para desenvolverse, lo que les genera una frustración y agresividad brutal y lo pagan con los padres: ‘Tú eres el que me has traído hasta aquí’.
-La adolescencia es la etapa más conflictiva, pero supongo que esas actitudes se van larvando desde pequeños. ¿Desde cuándo?
-Una cosa es que un bebé sea vulnerable al nacer y haya que protegerle, y otra un niño de dos o tres años. Con la adolescencia un chaval se puede volver más presumido, ser un poquito más rebelde, que toca, y tener juicio crítico, pero las agresiones de hijos a padres se van gestando desde el primer año. En la calle ves a niños que sabes que van a dar problemas por cómo se están dirigiendo a los padres. Los expertos dicen que de padres sobreprotectores, hijos tiranos. Y es así, no falla.
-¿Qué actitudes ve en niños que quizás vayan a ser problemáticos?
-Un cochecito de trillizos. Uno va dormido genial, pachorro; el otro es el tocapelotas que le está intentado quitar el chupete y el otro se está chivando a la madre. Los tres son diferentes, pero se tiende a educarlos igual. Y no. Hay uno que va a cumplir las normas sí o sí, porque es muy dócil; hay otro que te lo va a poner un poco más difícil pero al final las cumple y, con el otro, tienes que dar el resto. Lo que pasa es que estos son los más ‘graciosos’, de los que se dice ‘fíjate que gracioso, me ha dado una patada’. Desde ese momento el chaval empieza a generar el pensamiento de que es el rey del mambo. Con tres años puedes controlar una pataleta, con 16 no.
-¿Son los que se hacen dueños del mando de la tele?
-Tengo un caso de ‘Hermano mayor’, el de un chaval maltratador psicológico. La madre se casa en segundas nupcias. El niño tenía 5 años y dice que quiere ir a la luna de miel. Llega a ser mi hijo y le digo que no. Pues el niño no solo fue, sino que decidió adónde iban. ¿Cómo le vas quitar la autoridad cuando tenga 18? Temas como el mando de la tele o ir delante en el asiento del copiloto son fundamentales. Parecen pequeñas tonterías, pero no les damos la importancia que tienen en la estructura mental que desarrolla el hijo. Si le permites hacer algunas cosas con cierta edad, le ríes todas las gracias, no le dices nunca que no… Al final no te quiere porque no le has educado.
-¿El éxito ya no es consecuencia del esfuerzo y el sacrificio?
-Noto que mucha gente ha estado viviendo en la burbuja de ganar mucho dinero, porque fue muy bien la construcción, e inculcaron a sus hijos que dejaran de estudiar y se pusieran a trabajar. Porque cuando ganas dinero eres exitoso. Como cuando sales en televisión. Los chavales tienden a identificar éxito con popularidad, aunque sea por ser el que más insultos dice…
-¿Cómo influyen las nuevas tecnologías, los teléfonos inteligentes, facebook, twitter…?
-El problema no es la tecnología, sino el uso que se hace de ella. A veces los padres pasivos dicen que qué bien les viene facebook, twitter… para que el hijo no les toque las narices. ‘Vete al ordenador hijo’, dicen. Y les ponen internet a altísima velocidad, a 100 megas ó a un giga, a 100 euros al mes, lo cual para mí es un artículo de lujo. Y los chavales no es que tengan un ‘smartphone’, es que te exigen uno, porque de lo contrario no están integrados en el grupo. Al final somos los padres quienes estamos cayendo en la trampa del consumismo.
.............................................

OTRO ASUNTO. Hoy en Perroflautas del Mundo: 
Los enfermos de cáncer no merecen ser usados por Amancio Ortega




julio 13, 2017

Dejar huella, de Antonio Rodríguez de las Heras


Son impresionantes las huellas de pisadas de Laetoli. Unos homínidos, hace más de tres millones y medio de años, caminaban por una zona de África oriental, cerca de Olduvai, y las huellas de sus pies (dos adultos y un infante) han llegado hasta nuestros días, fosilizadas por las cenizas de un volcán próximo y la lluvia oportuna.  Antonio Rodríguez de las Heras  Catedrático de la Universidad Carlos III de Madrid y director del Instituto de Cultura y Tecnología  http://www.bez.es/244793696/Dejar-huella.html  Publicado: 13/5/2017 

Somos la forma viva sobre la Tierra que crea más huellas de su comportamiento
Somos la forma viva sobre la Tierra que crea más huellas de su comportamiento
Son ya las pisadas que podemos dar los humanos, andariegos, de grandes zancadas, equilibradas, sin balanceo excesivo del cuerpo, con una cadera que ayuda a la verticalidad y unos pies adecuados para el impulso de cada paso.
En las paredes de cuevas habitadas en el Paleolítico aparecen, junto a representaciones de animales y de escenas de caza, huellas de manos. Esta especie, hacedora infatigable, deja intencionadamente su huella junto a creaciones sorprendentes de arte parietal. La mano liberada por la bipedación y conectada a un cerebro expansivo.
“Polvo eres, y al polvo volverás” (Génesis). Pero esa desintegración, ese desmoronamiento esparce la huella más definitiva del ser que ha vivido. Toda la historia de ese individuo, desde el origen de la vida, está retorcida, pero precisa, empaquetada, pero accesible, codificada, pero legible, en la maravilla de la vida como empeño y construcción que es el genoma.
Hoy la huella de la pisada ha quedado en el suelo de la Luna, producida por unos pasos que vuelven a ser vacilantes, pues hemos evolucionado para la gravedad terrestre. La marca dactilar sabemos que la dejamos involuntariamente en todo lo que tocamos, en ese mundo en el que intervenimos y manipulamos sin cesar. Y la huella del ADN la detectamos con los medios actuales en la muestra más minúscula de nuestra actividad (una gota de sudor, las partículas de saliva expelidas al hablar, una mínima escama desprendida de nuestra piel…).
Y, también, por ser seres sociales, por vivir siempre en grupo (desde los primeros pasos de la hominización), estamos expuestos a los demás. Nos observan; y, en consecuencia, producimos un vestigio intangible de nuestros actos en esas miradas humanas. Una huella imperfecta, una imagen borrosa, que hace que nos esforcemos en conseguir que esté lo menos deformada posible. Esfuerzo sin tregua por conseguir dejar huella fiel de nuestros actos, de nuestras ideas y sentimientos, a pesar de que la altera el ruido insuperable de la comunicación entre los humanos.
Las manos que dejaban su impronta en las paredes de la cueva y el cerebro expansivo de los sudorosos caminantes en grupo que hollaban el suelo de la región del volcán Sadiman han creado recientemente un nuevo espacio. Un espacio al que se está dirigiendo una fenomenal migración de consecuencias comparables a la que inició el ser humano desde esos lugares del continente africano. Y, recién llegados, aún explorando el territorio inabarcable, nos sorprendemos al comprobar que también ahí quedan huellas de nuestras actuaciones. Unas marcas sobre un polvo de ceros y unos mucho más fino que el volcánico de Laetoli y que registran nuestros andares, decididos o erráticos, por este nuevo espacio. Rozamos en ese mundo digital cualquier objeto virtual y lo impregnamos con nuestra huella. Se confina tal cantidad de información de todas esas acciones en ristras de ceros y unos que, como el genoma, son un potencial de intervención y aprovechamiento (para bien o para mal, como también puede resultar en la ingeniería genética). Y este espacio favorece la creación de nuevos espejos donde dejar la huella siempre borrosa de nuestra imagen al poder acercarnos y exponernos a otras personas y agruparnos sin necesidad de estar en el mismo lugar.
Somos la forma viva sobre la Tierra que crea más huellas de su comportamiento, porque es la inteligencia la que deja mayor impronta.
..............................................
OTRO ASUNTO. Hoy en Perroflautas del Mundo:  Violencia de Estado contra Ángela y su hija asesinada
 

Poema: APOLOGIA Y PETICIÓN ( Poemario: "Moralidades") de Jaime Gil de Biedma

COPIADO de la pág.de fb de María Torres el 13/11/2016

Y qué decir de nuestra madre España,
este país de todos los demonios
en donde el mal gobierno, la pobreza
no son, sin más, pobreza y mal gobierno
sino un estado místico del hombre,
la absolución final de nuestra historia?

De todas las historias de la Historia
sin duda la más triste es la de España,
porque termina mal. Como si el hombre,
harto ya de luchar con sus demonios,
decidiese encargarles el gobierno
y la administración de su pobreza.
Nuestra famosa inmemorial pobreza,
cuyo origen se pierde en las historias
que dicen que no es culpa del gobierno
sino terrible maldición de España,
triste precio pagado a los demonios
con hambre y con trabajo de sus hombres.
A menudo he pensado en esos hombres,
a menudo he pensado en la pobreza
de este país de todos los demonios.
Y a menudo he pensado en otra historia
distinta y menos simple, en otra España
en donde sí que importa un mal gobierno.
Quiero creer que nuestro mal gobierno
es un vulgar negocio de los hombres
y no una metafísica, que España
debe y puede salir de la pobreza,
que es tiempo aún para cambiar su historia
antes que se la lleven los demonios.
Porque quiero creer que no hay demonios.
Son hombres los que pagan al gobierno,
los empresarios de la falsa historia,
son hombres quienes han vendido al hombre,
los que le han convertido a la pobreza
y secuestrado la salud de España.
Pido que España expulse a esos demonios.
Que la pobreza suba hasta el gobierno.
Que sea el hombre el dueño de su historia.

Jaime Gil de Biedma
.............................................

OTRO ASUNTO. Hoy en Perroflautas del Mundo:
Esta profesora no entra en una cárcel, sino en un instituto: un día con los valientes que enseñan en las Tres Mil Viviendas




julio 12, 2017

A mi bisabuelo no lo mató un bando, ni murió en una guerra. Lo fusiló un grupo de militares golpistas en Larache, de Marisa Peña

COPIADO de la pág. de fb de Marisa Peña  el 12/5/2017
A mi bisabuelo no lo mató un bando, ni murió en una guerra. Lo fusiló un grupo de militares golpistas en Larache, por ser leal al gobierno elegido por las urnas, por ser republicano y por negarse a secundar el alzamiento. Mi abuelo no fue encarcelado veinte años por un bando, ni por una guerra, sino que sufrió la venganza y el terror que una dictadura fascista al hispánico modo perpetró contra los que consideraba contrarios a su cruzada nacionalcatólica.Yo no tuve abuelo, pero tengo memoria. Un país que reduce su historia más cruel y triste a una guerra y a dos bandos muy malos, y llama al dictador "el anterior jefe de estado" o el caudillo, no tiene solución. Sin un plan de educación democrática, con un discurso histórico común, que cuente lo que realmente pasó como se cuenta en Alemania o en Italia, seguiremos enfermos de franquismo.
..............................................
OTRO ASUNTO. Hoy en Perroflautas del Mundo: Uno de los padres de los Acuerdos de Oslo entre Israel y Palestina: "Ahora está claro que fracasamos"

EL MILAGRO TRAICIONADO, de Emma Goldman

Agustín Villalba Quejigo  Texto del libro 'Emma Goldman, anarquista de ambos mundos'. José Peirats.
Emma Goldman falleció el 14 de mayo de 1940.

EL MILAGRO TRAICIONADO.
Cantando alegremente, una tropa de niños abría el paso. Otro grupo daba escolta a un operador de cine. Fue una empresa que, aunque exhaustiva, por nada del mundo se hubiera perdido. En la misma cima los excursionistas fueron saludados por un cartelón con estas palabras escritas en catalán: «Mon nou» (mundo nuevo). El contexto no podía ser más expresivo: «Los niños son un nuevo mundo. Todos los soñadores son niños. Lo son aquellos a quienes mueve la delicadeza y la bondad; aquellos en cuyo pecho palpita el amor por la libertad y la cultura; los que gozan con la felicidad del próximo; los que sienten latir sus corazones; quienes se sienten capaces para mitigar el sufrimiento; los que asisten a los desvalidos (...). Esos son también niños. No lo son quienes han perdido la fe en la bondad del hombre y no ven en cada criatura un hermano; aquellos a quienes aqueja la suficiencia y la arrogancia. Si la ingratitud forma parte de tu corazón, no entres. No eres niño».
Aquel era realmente un mundo nuevo, aunque de vida primitiva y algo dura. Un nuevo mundo emergiendo de las ruinas de la guerra. Una mujer asistía a aquel parto: la profesora Roca, compañera de Puig Elias, subsecretario del ministro de Instrucción Pública. No sólo era maestra, sino madre y amiga. Bajo sus alas se cobijaban como polluelos unos 30 niños. En términos de antaño, aquella masía le pertenecía en propiedad. La había heredado de sus padres, de origen campesino, y ahora la había convertido en santuario de la infancia. Aunque el Gobierno contribuía con algunas raciones, aquélla era empresa propia. La ayudaba su hijo Floreal, de 12 años. Otros niños, de ambos sexos, se ofrecían para las tareas domésticas. Un campesino y su burro acarreaban los abastecimientos desde el fondo del valle. El aire y el sol, mejor que la buena alimentación, se veían resplandecer en cada rostro. Algunos de aquellos tiernos seres habían llegado en un estado lamentable. Aunque las necesidades estaban lejos de hallarse cubiertas, especialmente en dulces, calorías y ropa de invierno, el olvido de los bombardeos les había recuperado pronto. Emma se deleitaba contemplando aquella maqueta de mundo nuevo, el hervir de carne sonrosada en la piscina y el chispear después de los cuerpecitos mojados bajo el sol. Hubo inclusive una fiesta en honor de la visita. Se puntearon sardanas y otras danzas clásicas de la región. Se entonaron canciones, y algunos actores en agraz hicieron sus habilidades en las tablas, recitando versos e interpretando algunas secuencias de teatro. Emma premió a todos con algunas chucherías antes de iniciar el descenso, que fue siempre entre canciones de los niños, que se empeñaron en darle escolta de honor en lo más abrupto del camino.
«El tránsito del Mon Nou al viejo y trágico mundo fue gran choque para mí.» Barcelona acababa de ser bombardeada con el consiguiente saldo de muertos, heridos y destrucciones. «Creo que no hubiese permanecido un momento más sin el estimulante estoicismo del pueblo español». Cuando las sirenas, al volver a sonar, daban la señal del cese de peligro, la actividad, incluso la risa, se contagiaba fácilmente. Tanto era el contagio que ella misma olvidábase de su propia seguridad. Las escenas escalofriantes dentro de los refugios antiaéreos, en los que mayormente mezclábanse mujeres, ancianos y niños, eran demasiado fuertes para ella. «Además –subrayaba en su memoria–soy fatalista y no creo que se pueda escapar a lo inexorable» (218). La verdad, confiesa, es que también temía quedar sola en su habitación de hotel mientras desgarraban las sirenas los ámbitos con sus lúgubres estridencias. «El porqué de este terror no lo sé yo misma; pero las sirenas me hacían saltar los nervios, tanto como el ruido de pasos descendiendo en tropel las escaleras». Pasado el peligro, todos sus pensamientos eran por las víctimas sacrificadas en holocausto del fascismo. Los compañeros «se interesaban más por mi seguridad de lo que hacía yo misma». Algunos se indignaban de que hubiese sido alojada en una de las esquinas de la Plaza de Cataluña, en el centro de la ciudad, punto de referencia del tiro enemigo. «Yo replicaba (...) que me sentía más segura en mi hotel que en medio de los secuaces de Estalin». Los corresponsales de prensa extranjera, entre los cuales espumajeaban los agentes del comunismo internacional, habían sido alojados en elegantes barrios residenciales.
..............................................
OTRO ASUNTO. Hoy en Perroflautas del Mundo: Jacques Rancière: "La denuncia del populismo quiere consagrar la idea de que no hay alternativa"


julio 11, 2017

Hay pobreza de solemnidad... A la vez hay desvergüenza, picaresca, gremios de mendicantes con el verso aprendido, una y otra vez recitado, de Enrique Sabaté

COPIADO de la pág. de fb de Enrique Sabaté  el 13/2/2017
La imagen puede contener: una o varias personas, personas caminando, calzado, exterior y agua
Hay poses rayanas en el absurdo, en el esperpento aunque lo digo con la pena y la compasión además del respeto que tengo por las personas. Hay pobreza de solemnidad, personas que lo pasan mal, trabajadores sin ningún subsidio, ancianos sin ayuda de nadie, soledad, desesperanza, indiferencia por parte de nuestros poderes públicos. A la vez hay desvergüenza, picaresca, gremios de mendicantes con el verso aprendido, una y otra vez recitado, pobres falsos que en sociedad de lagartos viven de la vergüenza ajena y de la propia humillación, ¿cuál es la necesidad?, ¿la de ser el de las llagas más purulentas?, ¿el más lacerado de todos los pedigüeños?.
No niego la pobreza, la falta de solidaridad ni la indiferencia. Pero a día de hoy la asistencia pública y privada es grande, existe mucha injusticia, demasiados desheredados en un mundo, en una sociedad en la que hay muchas diferencias, hay quienes se pueden costear un vehículo de transporte que cuesta más que un bloque de viviendas para cien vecinos, sí, es cierto. Pero eso no lo arregla las nuevas sociedades de monipodios y cortes de los milagros que florecen por doquier, ni los simuladores del vagón del tren con su papel aprendido con el que quieren conmover a quien a fuerza de escucharlo, yendo o viniendo a un trabajo muchas veces mal pagado, ya no termina de creer en nada. Todo esto se arregla, exigiendo, luchando día a día, siendo conscientes y adquiriendo el conocimiento que nos niegan, luchando por los derechos humanos, impidiendo que los discursos xenófobos y racistas calen en nosotros, construyendo una sociedad en la que mujeres y hombres seamos iguales y tengamos las mismas oportunidades de llegar a las mismas metas. No con la mendicidad y su perniciosa práctica sino con la exigencia a nosotros mismos y a nuestros gobernantes de ser distintos, con la dignidad y la fuerza que se suponen al ser humano para progresar y no dejarse destruir ni autodestruirse.
Enrique Sabaté
.............................................

OTRO ASUNTO. Hoy en Perroflautas del Mundo:
"Igual caminamos hacia el colapso, pero yo lo hago acompañada de la mejor gente que hay en el mundo" Conversación con Yayo Herrero, 17 de febrero de 2017.



No te comportes como la loca que eres

 Lo de ellos es libertad de expresión aunque sean agresiones verbales. Lo tuyo, sin embargo, pasa de ser libertad a "linchamiento" en cuanto subes un poco el tono. Mejor calla y aprende qué es el humor, porque muchas veces el problema es ése, que no pillas los chistes. O las parodias. Ese fallo va con tu género, no te preocupes. Si dudas, pregunta, ellos te dirán cuándo es humor y cuándo violencia.  11/05/2017 http://www.eldiario.es/zonacritica/barbijaputa-humor-machismo-loca_6_642595756.html
Presentan programas de televisión, gobiernan pueblos, presiden organizaciones, dirigen instituciones, gestionan medios de comunicación. Andan como si la calle fuera suya porque lo es. Dicen lo que quieren decir, hacen lo que quieren hacer. Están siempre en todo su derecho. Y en el tuyo. Son impunes porque ellos decidieron qué era punible y qué no lo era. Presiden hasta las barra de los bares, hasta los estadios de fútbol y las discotecas; custodian las puertas de los garitos, establecen el orden y también el desorden. Están aquí y están allí. Mirando desde arriba, posando sus ojos donde quieren y cuanto quieren, apuntando su dedo acusador hacia donde éste quiera señalar. A veces salpican la vigilancia con una sonrisita socarrona. Son sólo la mitad pero lo ocupan todo. 
Tu papel está ya establecido, ellos escribieron las normas por las que regirte para que tú no tuvieras que pensarlas. Agradécelo. Ríe con sus chistes misóginos, aplaude sus artículos hirientes, mira sonriente sus programas machistas, disfruta cuando humillen a otras como tú.
No expreses tu disconformidad, no les hagas ver cuando te estén agrediendo, no uses tus redes sociales para protestar contra lo que digan o hagan. No uses el único espacio que tienes como ciudadana para reclamar, porque todos gritarán y harán de altavoces sus congéneres famosos, que volverán desde sus columnas y desde sus programas de televisión a reírse de ti y de todas las que oséis molestarlos, o bien a llorar porque los queréis "censurar". No intentes implantar la "ley de lo políticamente correcto" ni "acabar con la libertad de expresión", porque eso es lo que quieres (y lo sabes) cuando posteas en Facebook o cuando pones un tuit: acabar con ellos por el simple hecho de ser hombres.
Porque lo de ellos sí es libertad de expresión aunque sean agresiones verbales. Lo tuyo, sin embargo, pasa de ser libertad a "linchamiento" en cuanto subes un poco el tono. Mejor calla y aprende qué es el humor, porque muchas veces el problema es ése, que no pillas los chistes. O las parodias. Ese fallo va con tu género, no te preocupes. Si dudas, pregunta, ellos te dirán cuándo es humor y cuándo violencia. 
Tu escala de valores y necesidades también está ya estipulada, ellos se tomaron la molestia de escribirla en piedra hace mucho ya. Así que no les digas nunca que no, ellos saben qué es lo mejor para ti, ahora te lo explican, espera. Suprime tus movimientos, censura tu propio comportamiento, controla ese genio. Piénsatelo todo bien dos veces. No te salgas de lo que dictan sus piedras. No seas una calientapollas, no seas una puta. Y si empezaste lo que no querías, lo acabas como si quisieras. No los enfades, no los provoques, no salgas así, no digas eso, no eleves el tono de voz, no te comportes como la loca que eres. No los obligues a explotar con un "para ti todo es machismo ¿o qué?", porque el mundo les aplaudirá como debe y a ti te humillarán como mereces.
Cómo expresarte física y verbalmente ya está pensado, no innoves. No hables así, no seas agresiva, contén tu ira. Memoriza que enfadarse es como el espacio público: ellos tienen el monopolio. Céntrate en caber en esa falda de la 34 y en esos tacones de la 38, que alguien ha de sostenerles el paraguas, y ellos mismos no van a ser. Alguien tiene que adornar el podio donde se suben, algún cuerpo ha de ser el que empapen de champán cuando salgan victoriosos, eres tú la que ha nacido para ello. Celebra sus victorias, alégrate de sus triunfos. Pero aquí no, allí. El segundo plano es tu plano. Ubícate, céntrate. Y mete tripa, pareces hinchada.
Enhorabuena, tu papel en lo sentimental también está ya diseñado. Coincide, casualmente, que este papel se adapta a ellos como un guante, ya que logra hacer su vida satisfactoria hasta el último de sus días: un señor 20 años mayor que tú es una pareja ideal para ti. Sus arrugas son experiencias vividas, sus años son tablas. Agárrate a esas tablas y llegarás a buen puerto. Si ellos son 20 años (o 10) más jóvenes que tú, olvídate, esto sólo funciona en un sentido, ¡como tantas otras cosas! Tranquila, siempre puedes "adoptarlos", "criarlos", hacer de madre, consejera, amiga o tutora, para que cuando ya tengan la espalda curtida estén preparados para ser el compañero de una mujer 20 años menor que ellos. No le des la vuelta a esta fórmula, no seas osada o el mundo entero se girará para mirarte, señalar tus arrugas y reírse de tus tablas. Porque tus tablas no flotan: y si no te salvan a ti... no van a salvarlos a ellos. Por eso tu vida acaba antes, en muchos aspectos, aunque vivas más.
No tengas pretensiones cuando llegues a cierta edad, no seas osada, la osadía es como la ira: un traje que les queda bien a ellos y como tres patadas a ti. No es machismo, es igualdad: ellos tampoco van vistiendo tacones ni faldas de la 38, ¿verdad? 
En definitiva: aprende cuál es tu lugar en cada momento, no sobresalgas, no acapares, no seas protagonista, no luches. Obedece, obedece y obedece. Fácil es, otra cosa es que quieras. Eres libre de no querer, por supuesto, el mundo es un lugar libre. Pero a veces la libertad tiene un coste, piénsalo. ¿O es que tienes algún trauma? Quizás es envidia de pene, o histeria. ¿O un padre ausente? ¿Es quizás que no te han follado bien? No me digas que es que te gustan las mujeres. ¿Estás gorda? ¿Te dejó un novio y te quedaste así? Que no es machismo, ¿eh? Es estadística.
Desde luego, si no sigues el camino marcado no podrás decir que nadie te avisó, o que nadie te intentó corregir... que no te riñeron desde pequeña para marcarte el paso. No puedes, desde luego, usar la excusa de que nunca te hablaron de cómo funcionaba el (su) mundo, que nunca lo viste en la tele, o que no lo leíste nunca en un periódico; que las películas y los libros nunca te hablaron de esto. Porque aunque vivieras en el pueblo más remoto del mundo, allí estarían sus ojos, sus manos y hasta sus leyes apropiándose de tu cuerpo para meterte en vereda.
Eres libre de no seguir el camino marcado, claro... si no te importa que todo el mundo te tenga por la loca que eres.

.............................................

OTRO ASUNTO. Hoy en Perroflautas del Mundo:
Carta de Alfon para los amigos y camaradas de Alcobendas [Desde la prisión de Navalcarnero]
 
 

julio 10, 2017

Poema: Por lo visto es posible declararse hombre, de Jaime Gil de Biedma.

COPIADO de la pág. de fb de Elpidio Castiñeiras García ·el 10/4/2017


Por lo visto es posible declararse hombre.
Por lo visto es posible decir no.
De una vez y en la calle, de una vez, por todos
y por todas las veces en que no pudimos.
Importa por lo visto el hecho de estar vivo.
Importa por lo visto que hasta la injusta fuerza
necesite, suponga nuestras vidas, estos actos mínimos
a diario cumplidos en la calle por todos.
Y será preciso no olvidar la lección:
saber, a cada instante, que en el gesto que hacemos
hay un arma escondida, saber que estamos vivos
aún. Y que la vida
todavía es posible, por lo visto.

Jaime Gil de Biedma.

.............................................

OTRO ASUNTO. Hoy en Perroflautas del Mundo: 
Edgar Morin: "Hay que decir no a la dominación racista"


.

Macri y los límites del terrorismo burgués, de Alfredo Grande

Publicado: 12 Mayo 2017 - Por Alfredo Grande https://www.pelotadetrapo.org.ar/2013-09-05-12-30-19/2017/3748-macri-y-los-l%C3%ADmites-del-terrorismo-burgu%C3%A9s-2.html


Dedicado a Andrea Viera, asesinada por la policía bonaerense en 22 de mayo 2002.
(APe).- El filósofo León Rozitchner pudo fertilizar el pensamiento de Sigmund Freud con la semilla revolucionaria de Carlos Marx. Su libro “Freud y los límites del individualismo burgués” que pude leer y estudiar junto a él, es una referencia necesaria. Me permito parafrasear el título. Toda escritura es un acto de pensamiento. Y no podemos pensar sin conceptos. Para hablar necesitamos palabras, pero para pensar…no son suficientes. El viento borra las palabras. O sea: las vacía de sentido. Aún la palabra escrita permite varias lecturas. Y las jerarquías determinarán qué lecturas son heréticas y cuáles son permitidas.
La precisión conceptual es necesaria para el pensamiento crítico. O sea: pensar no es un vale todo. Los cambalaches mentales sólo sirven para pelearse para siempre a pesar de estar de acuerdo. O abrazarse tiernamente con enemigos de alta peligrosidad. Dime con quién andas, no te diré quién eres, pero al menos me puedo hacer una idea. Lo que antes se buscaba en el petit Larousse ilustrado, ahora es rápidamente encontrado vía Google. Pero pensar pensamos nosotros, no el buscador digital.
He tratado en textos anteriores de mostrar que el concepto “democracia” ha sido vaciado de contenido. Que aun si la calificamos de “burguesa, restringida, precaria, de baja intensidad, con sabor a poco, demos gracias, recuperada, en terapia intermedia, en terapia intensiva, traicionada, degradada, bastardeada, caricaturizada”, el vaciamiento no tiene retorno. No es del pueblo, ni es para el pueblo, y mucho menos por el pueblo. Quizá sea cierto que el pueblo unido jamás será vencido. No lo será, pero lamentablemente ya lo es. A futuro, más temprano que tarde, quizá podamos decir siempre hasta la victoria.
Vencido es grave, pero lo peor es que el pueblo ha sido convencido. La pregunta del millón…de dólares. ¿De qué ha sido el pueblo convencido? De la polaridad democracia/dictadura. O sea: si el mal absoluto es el terrorismo de estado, la democracia deviene el bien absoluto. Absoluto: no es un concepto, es un dogma. Absoluto: no es un pensamiento, es un delirio. Absoluto: cualquier crítica es destituyente, anarquista, subversiva, intolerable. Por eso he propuesto dejar la palabra democracia para los nostálgicos de los tiempos mejores, cuando podíamos creer que “con la democracia se comía, de educaba, se curaba”.
Cambiemos de receta. Ahora la receta es “cambiemos”. Y algunos piensan, y no pocos, que es democrática. Insisten en apelmazar, o
sea, cambalachear, lo democrático con lo constitucional. Insisto, quizá en la soledad a la cual Ibsen, autor de “Un enemigo del pueblo” atribuyó profunda fortaleza, que no debemos decir “democracia” sino “dictadura de la burguesía”. O sea: la dictadura de los propietarios de todo. Energía, finanzas, puertos, casas, tierras, aguas, cielos, educación, salud, comida. Las propiedades privadas de la elite opresora. Casta de roedores y predadores. El origen de todo lo privado ha sido el saqueo de todo lo público. Todos y todas lo saben. Sin embargo, decimos “desempleado” al que no tiene empleo. Pero nadie dice “desterrado” a pesar que en el mejor de los casos, solo tiene la tierra de alguna maceta. O sea: no hay mayor impunidad que la ostenta la dictadura de la burguesía.

Sin embargo, el 2 x 1 perforó la plataforma de esa impunidad. Estamos congelados en el juicio y castigo a los culpables del terrorismo de estado. No a todos, obviamente. Los empresarios que enterraron obreros en las tumbas de los centros clandestinos, siguen siendo honestos accionistas de empresas a las cuales les interesa el país. Pueden ser encontrados en los coloquios anuales de Idea. El 2 x 1 hace vibrar a los militantes, a los luchadores viscerales, a los rebeldes que nunca bajaron ninguna bandera. Pero también vibran los integrantes de las partidocracias liberales, socialdemócratas, retroprogresistas. A la voluble clase media que teme perder el patrón de consumo obsceno que todavía mantiene.
Por eso hay un solo “nunca más”. Un solo “nunca más” verdadero. El del informe de la CONADEP. En décadas de dictadura de la burguesía, eso que algunos llaman democracia, hay material para varios tomos de “Nunca Más”. Hay uso sistemático de torturas, de desaparición forzada de personas, de causas armadas, de asesinatos impunes, de fuerzas de seguridad con el monopolio de la fuerza pública para vigilar, castigar y destrozar.
Espero con la fe del peregrino: más de 500.000 personas para repudiar los crímenes de lesa humanidad de la dictadura de la burguesía. Pero eso es el límite del terrorismo burgués. Ni el 2 x 1 al turco Julián, ni el abrazo de la madre y el general, movilizaron a las masas. Hoy la dictadura de la burguesía sabe que tiene un límite que no puede perforar: los crímenes de lesa humanidad del terrorismo de estado. Los otros crímenes, el hambre como paradigma, seguirán impunes. Por eso no quiero volver sino intentar ir a un lugar donde nunca estuve. Mis compañeros y compañeras, militantes de la educación, la vivienda, la salud, el medio ambiente, el trabajo, serán los que puedan enseñarme ese camino.
.............................................

OTRO ASUNTO. Hoy en Perroflautas del Mundo:
Demasiadas putas y una menor




julio 09, 2017

Poema: CON LA CABEZA BIEN ALTA, de Enrique Gracia Trinidad

Enrique Gracia Trinidad · COPIADO DE SU PÁG DE FB EL 8/8/2016
Cuando uno llega a ciertas edades, empieza a escribir cosas como estas, ¡qué se le va a hacer! (abajo en VÍDEO)
"CON LA CABEZA BIEN ALTA"
(Imitación de Miguel Hernández en la Av. de Cantabria esquina a Little Big Horn)

Se piensa joven y recuerda, claro,
que la luz era el tiempo detenido,
la insolencia de fatuo adolescente,
de fuerza sin medida, fuerza ciega,
imprevisible, impertinente, lúcida.

Ya no es joven ni es ruido ni es soberbia,
pero resignación tampoco.
Dice
que ha decidido soportar la ruina
mientras desdeña su dolor de espalda,
las ojeras y el gesto de fatiga
que le regalan cuestas y escaleras.
Nada de conformarse, nunca, nunca,
jamás.
Lo ha decidido firmemente.
La rendición no cuenta en sus agendas.
Hay que alzar la cabeza ante la vida
y jugar este juego hasta el final.
Hay que morirse con las botas puestas.
__________________________________________
VER EN VÍDEO:https://www.youtube.com/watch?v=SWpqXdzwjcI&feature=youtu.be

..............................................
OTRO ASUNTO. Hoy en Perroflautas del Mundo: La cuarta revolución industrial aboca a España a un gran desempleo estructural