octubre 28, 2006

Córdoba Subbética. De Zuheros a Luque. ARCDBuenavista, 14/10/2006

Viaje realizado en Octubre de 2006. Las fotos llevan una explicación y al relato lo precede un *asterisco. Lo copiado aparece "entrecomillado" Para VER las FOTOS, sus detalles, DEBEN AGRANDARSE clicando sobre ellas, una o más veces, al gusto. Fueron tomadas con cámara analógica y ahora escaneadas, 25/5/2015 Crónica anterior http://paqquita.blogspot.com.es/2006/10/va-verde-zuheros-cabra.html





19.-

Vista
desde
habitación
de
Zuheros



20.-  

Sendero mencionado abajo.

* Este camino lo inician yendo por la carretera que va a la Cueva de los Murciélagos, abandonándola al poco para tomar un sendero que sale a su izquierda.

21.- Paisaje desde el cerro: olivos. Era en el monte

* En tres cuartos de hora han llegado a un collado desde donde ven el paisaje ondulante de los olivos, su geometría, la disposición de los mismos, no sabe si en función del terreno, de la luz solar, de ambas a la vez o de ninguna de ellas. Lo que si le dijo Sebastián es que los plantan cada 10 metros, que esa es la distancia óptima, que lo intentaron con 8 pero era peor. El suelo bajo los mismos se ve limpio, trabajado, formando un círculo perfecto alrededor del árbol.


22.- A dcha. anterior

Pozo de agua, en piedra

* Hay un abrevadero, algo más adelante una era y poco más arriba un pozo artesano en piedra, sólo tiene al descubierto la boca delantera, a la que se accede con un cubo -pozal en Aragón-.

23.- Panorámica. Pozo y era, a izda.


24.- Luque, a la vista. Parque natural de las Sierras Subbéticas

* En pocos minutos tienen a la vista el pueblo de Luque y las tierras y sierras que lo rodean. Se ve bonito, allí, desde la altura, los restos de su castillo y aquello del fondo es la Sierra Mágina, lo dice el guía.
 
25.- Castillo de Luque. Pueblo

* Atrás dejaron el Cerro de los Cangilones -bonita palabra- y el Cerro del Algarrobo, ambos a la izquierda, así como a un par de cazadores, que dicen estar cazando perdices. Ella no vio ninguna.
De recuerdo se carga con dos piedras, no más grandes que el puño ¡que aún queda paseo!.





26.- Iglesia. Luque

* A Luque llegan a las 2 horas de la salida, han sido 5 km. con numerosos descansos, porque el itinerario era corto.
Como el día anterior, uno de ellos se fue a por vino para acompañar la comida, traerá también cervezas. Aplausos.

27.- Priego de Córdoba

* A la tarde les recogerá el autocar para llevarlos a Priego de Córdoba, el pueblo más grande de los visitados en estas sierras. Es sábado y, tres iglesias que visitan, tres bodas que contemplan. Espectáculo el que dan, los participantes en dichos actos. Tan puestos, tan limpios, tan... tan.


28.- Vista de Priego de Córdoba

* La situación de Priego es excelente, pasean por el Balcón del Adarve, mirador natural sobre el paisaje. Como muchos de los pueblos andaluces, si no todos, sus calles estrechas están vestidas de flores que cuelgan de sus tiestos adosados a la pared, los geranios.

"Priego de Córdoba se encuentra localizado en pleno corazón de las Sierras Subbéticas"



29.- Vista Priego, desde torre del Homenaje

*  Han recorrido el castillo, en estado precario pese a ser monumento nacional su torre del homenaje, de uso privado hasta hace poco y esa sería la justificación.



30.- "Antiguo matadero y mercado del siglo XVI"

* ¡Ah! y nuestra protagonista ha visto "falsos pimenteros" con ramas colgantes a modo de sauces llorones, de hojas finas y alargadas, como ellos, y bolitas rojas como fruto, que penden en racimos.

Aquí acaba el relato de estas jornadas subbéticas, organizadas gracias al esfuerzo y entusiasmo de Sebastián, un guía estimable y bien informado. Gracias también a los restantes integrantes del grupo: Ana, Blanca, Blas, los dos Carlos, Charo, ambos Fernandos, Juanjo, Lola, Luis, Lupe, Maite y Mari Carmen, por su presencia y su buen humor, fruto, quizás, de su origen suburbano, como el mío.

PAQUITA

octubre 25, 2006

Salvador Puig Antich (4.1)

Fueron los cuatro a ver la película ¿Cuánto tiempo hacía desde la última vez? Empieza a hacer memoria ... y se remonta a "El Libro de la Selva" quizás "Bambi" -la primera: preciosa y encantadora, la segunda: detestable y dolorosa a lo tonto-.
Como iba diciendo, vieron la película de título "Salvador", fue el jueves pasado, a la sesión de las 7 y cuarto y coincidió que los planetas se alinearon y pudieron hacer el milagro, reunirse los cuatro para hacer algo en común, distinto de comer y vivir en la misma casa.
La película engancha desde las primeras imágenes en que te proyectan sucesos acaecidos por la misma época, entre ellos: el asalto al Palacio de la Moneda, sede de la Presidencia de Chile, cuando lo de otro Salvador, Allende, el 11-S de 1973.
Son flaxes para ponerte en situación. Todo será silencio hasta el momento en que comienzan a pasar los títulos de crédito, se acabó la peli, la están digiriendo.
La menor de la familia -21 años- habla: "los tenían que matar a todos". No confundirse, se refiere a los torturadores, a los miembros de los cuerpos de seguridad: brigada político-social de entonces y militares.
Encuentra también que debería haber sido más provocadora, sus padres le insisten en que el objeto de la película está cumplido: informa y actúa como revulsivo. Ella piensa que, además, debería alentar a moverse. Su madre la dice que ese trabajo es personal, de cada uno, que no hay que empujar a nadie, que nos debemos mover convencidos, que no vencidos.
Bien es cierto que, que la inmovilidad de la mayoría, el absentismo de la mayoría, el aborregamiento de la mayoría -llamémoslo por su nombre- nos afecta y mucho, al conjunto de la ciudadanía, pero ... la real revolución, la que se pueda consolidar, sólo puede venir de mano de la educación, de la formación como ciudadanos, de la educación para la convivencia, de la educación en el respeto al otro, a lo otro, al entorno, que es todo lo que está fuera de uno, más allá de tu piel.
Su hija permanece excéptica, empieza a dudar de que otro mundo mejor sea posible, dentro de estas estructuras. Ve la posibilidad de salirse, irse a ... Cosa que ya hicieron otros, tiempo atrás, y que no parece solución, salvo para los eremitas.
.................

Aparte de lo anterior, y como información adicional: el padre conoció a Salvador en un breve espacio de tiempo. Coincidieron en Toledo, Salvador pasaba sus últimos meses de mili, él comenzaba, hablamos de principios de 1973. Del contacto ocasional que tuvieron sacó las siguientes impresiones: que era un chaval muy majo, de físico: pequeño y delgado, y que no pudo salir en todo el tiempo de su estancia porque tenía trato especial -debía estar ya fichado-. Fue un crimen.

PAQUITA

octubre 24, 2006

Precariedad Laboral y Vivienda Digna

Habían acudido a la Manifestación convocada sobre la Precariedad Laboral y por una Vivienda Digna. Son jóvenes y ven el futuro incierto ¿Tienen motivos para ello? Pienso que sí.
Haciendo una comparación con el caso que más cercano me queda -yo misma- veo que:
1º.- Llevan más años estudiando. Se supone, en principio, que su formación es mejor, tiene que ser mejor, por lógica, dando por hecho unos niveles de inteligencia similares -si no mejores- que es el caso, puesto que son sus hijos.
Es improbable que les satisfagan por su trabajo el equivalente al esfuerzo que han tenido que realizar para prepararse. Poco estimulante, de veras.
2º.- Cuando ella se metió en la aventura de adquirir su primera vivienda, año 1977, lo hizo a medias con su pareja, de manera que un sueldo de ellos iba destinado al pago de la misma.
Hasta aquí podría parecer igual a la situación actual, si no fuera por una diferencia abracadabrante -palabra que leí el domingo a Rosa Montero que, no es que la haya inventado pero, es de poco uso-.
Ellos, los padres, acabaron de pagar esa vivienda en el término de 8 años -la hipoteca era a 10- y el tanto por ciento que de sus ingresos tuvieron que destinar al pago de la citada vivienda fue: el 50 en los 3 primeros años, el 35 en el año 1980, el 30 en el 81, el 8 en los años 82 y 83 y un 20 en el 84, año en que liquidaron la hipoteca pendiente.
Actualmente, tardarían en pagar la misma vivienda 25 años, con el sueldo a día de hoy de la misma categoría profesional inicial suya.

¿Qué ha pasado para que la clase obrera haya sufrido este brutal retroceso?
¿En qué nos hemos equivocado?
¿En qué nos han equivocado?
¿Donde está la redistribución de la riqueza?
¿Donde está la riqueza?
¿Quién o quienes están coleccionando pisos?
¿Por qué se permite que haya pisos vacíos?
¿Si salieran todos los pisos existentes, y desocupados, al mercado de alquiler, no bajarían dichos alquileres?
¿Por qué no se hace?
¿Quien manda aquí?
¿Somos algo más que simples objetos de uso y consumo?
¿Pensamos?
¿Obramos en consecuencia?
¿?

Alguien, muy cercano, me comenta que, sin quitar validez a lo arriba expresado, los jóvenes de ahora no tienen el espíritu de sacrificio que tuvimos nosotros ¡Suena de algo! Y yo digo que, la base de la que parten tampoco es la misma, nuestros padres sufrieron todo tipo de escaseces y penurías -al menos los míos-.

PAQUITA

octubre 23, 2006

Córdoba Subbética. Vía Verde Zuheros-Cabra. ARCDBuenavista, 13/10/2006

 Viaje realizado en Octubre de 2006. Las fotos llevan una explicación y al relato lo precede un *asterisco. Lo copiado aparece "entrecomillado" Para VER las FOTOS, sus detalles, DEBEN AGRANDARSE clicando sobre ellas, una o más veces, al gusto. Fueron tomadas con cámara analógica y ahora escaneadas, 25/5/2015 Crónica anterior http://paqquita.blogspot.com.es/2006/10/v-caminando-por-las-sierras-subbticas.html

* Le está pasando lo que nunca, se le han recalentado los pies ¿por qué? camina por la vía ¡verde! que enlaza el pueblo de Zuheros con el de Cabra.


 13.- Pavos en finca camino y algunas gallinas

* Realmente, la vía no es verde, más bien es gris, del color de la gravilla que echaron donde estuvo la vía del ferrocarril.
Han pasado por varios viaductos y un par de trincheras. En éstas se observan los depósitos de calcio que se formaron por donde pasó el agua; quedando al descubierto al abrirse las mismas para que pasara el ferrocarril. Todo el terreno aquí es Kárstico, o séase, calizo, soluble, el agua desaparece a su través hasta encontrar un terreno impermeable. El agua no se ve por parte alguna, salvo en un pozo a medio camino.


14.- Vista en camino Zuheros-Cabra: olivos

* Los olivos pueblan el paisaje a derecha e izquierda, están espléndidos, cargados de olivas, algunas ya negras. Son lo ejemplares más hermosos vistos hasta ese momento. Quizás sea la época, quizás sea la sabiduría al podarlos, el terreno, no lo sabe, lo que sí sabe es que son los mejores olivos sin duda alguna.
Pegados a la "vía" hay montón de hinojo = Foeniculum vulgare, durante todo el recorrido les acompañarán. Al principio los veía erguidos y no comprendía la frase "ponerse de hinojos", más tarde los ve algo agachados y quizás ésa sea la respuesta.
A la derecha dejan el Cerro de las Lomas y a su izquierda el de Camarena, información de la que dispone gracias al buen hacer de Sebastián, el guía del grupo.


15.- Trinchera ferrocarril. Oquedades y formas, roca caliza

16.- Museo de Aceite.

* Hasta Cabra hay cerca de 16 km que han recorrido en 4 horas, descanso junto al pozo incluido.
Entran por la estación, habilitada como "tren del aceite", a la manera del tren de la fresa, pero cerrada. Debe haber algún conflicto que impide el inicio de la actividad



17.- Cabra

* Preguntan a unos empleados municipales y éstos les envían al parque junto al hospital. Al ir hacia allá, pasan junto a un taller artesanal de esculturas en piedra, algunas figuras están expuestas en el exterior, son blancas, como la piedra de las canteras.





18.- Detalle torre iglesia anterior. Cabra

* Y el parque resultará estupendo, incluso magnífico para un pueblo, sin ánimo de ofender a los "egabrenses" gentilicio para los habitantes de Cabra, raro pero menos duro que...
Al salir, dos horas o tres después, verán su nombre: Parque de la Fuente del Río, porque nace allí mismo.

Crónica siguiente http://paqquita.blogspot.com.es/2006/10/x-de-zuheros-luque-por-el-monte.html

PAQUITA

octubre 22, 2006

Relato Corto: A punto

Estaba a punto de cometer una locura -no a sus ojos- pero no sería la primera -ni la última-.
Circulaba rápido, con nocturnidad pero sin alevosía. Iba en busca del riesgo. Ese material ardiente y atrayente que lo mismo provoca repulsión que admiración. Ella lo adoraba ... al riesgo. Cada uno se dopa con lo que le parece bien, se decía ella, como disculpa, y éste, al menos, no contamina tu organismo.
Tampoco era un riesgo excesivo, a su modo de ver, sopesaba la relación riesgo/beneficio y el resultado le daba positivo. Así las cosas ¿por qué no? Y allí iba, en plena carretera, con tráfico moderado, a la búsqueda de la felicidad.
De la felicidad momentánea, que la permanente debe ser muy dura de mantener. ¡Qué tensión!
Las primeras luces del alba ¡cómo suena! ... las primeras luces del alba, poético que te cagas.
Pues eso, que comenzaba a verse algo, aparte de las rayas de la dichosa carretera.
¡Qué gusto ver el sol saliendo! Bonito ... hasta que te da de plano en los ojos y entonces ... entonces sí que ya no ves nada, pero que nada de nada.
Bajas la ... ¿cómo se llama? la solapa del cristal y vale. Pero no es suficiente, te auxilias de la mano para que te haga de pantalla ¿cual mano? la que no lleva sujeto el volante. Parece que mejor, que te vas apañando. ¡Claro! si es que vas hacia el Este. A aguantarse tocan. Ya subirá.
Llegas a tu destino y allí te está esperando el hombre de tus sueños ¿Te está esperando? No le ves por parte alguna. Miras aquí, miras allá, también acullá, pero que nada.
¡Mira que va a ser una broma! ¡Que con estas cosas no se juega! Le da, y se da, un tiempo de cortesía. No quiere dejarse llevar por el pánico. ¿Pánico yo? Nunca.
Y allí está. Paseo para arriba, paseo para abajo. Más paseo para arriba, más paseo para abajo, y así indefinidamente, bueno, incontadamente, porque no lleva la cuenta de las vueltas que lleva dadas.
Menos mal que desayunó fuerte, dos cafés y dos croisants, porque se escribe así ¿o será cruasán? Lo mismo da, que desayunó dos veces.
No sabe ya ni la hora que es. Hay una obra enfrente y ha visto como avanzaba ¡que ya es difícil!; cuando de pronto, alguien la coge por la espalda y se encuentra con otra boca pegada a la suya, otra lengua que no es la suya, y una mano en ... en ... ahí, que no es la suya. ¡Por fin, llegó!
No quiere separarse de él, eso debe ser lo que llaman amor y otros lo llaman sexo. El caso es que se siente flotando, porque hay que buscar una palabra que identifique lo que está pasando en su cerebro y en su cuerpo. Le desea, se siente deseada, la química ha funcionado. Se felicita y le felicita por ello.
Es algo que no pasa todos los días. No a ella. Ha sido un bello regalo. Lo guarda donde se atesoran los buenos momentos, aquellos que no se quieren olvidar, momentos para recordar, todo son momentos, sólo momentos.


Espero que os guste. PAQUITA