junio 24, 2006

Vigilia Poética: Centro Poesía José Hierro (2.2)

Y llegó la hora, las 21 según la información facilitada, y empezó a y media, pero no nos molestó. Allí estaban, como siempre, Gonzalo Escarpa y Tacha, más otro muchacho presentador cuyo nombre aún no he memorizado, pese a haberlo visto también en la entrega de premios del pasado mes de ¿mayo? del Certamen Literario organizado por el Ayuntamiento de Getafe, conjuntamente al primer premio internacional de poesía Margarita Hierro, madre de Tacha Romero, fallecida en junio de 2004 -la vigilia poética de ese año coincidió con el Homenaje a los Republicanos, combatientes en la Guerra Civil, que aún permanecen vivos, y ofrecido por el ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid, un ejemplo de ayuntamiento comprometido y que hace honor a su nombre: ajuntamiento, aunamiento-.
Dicha coincidencia supuso que Blas estuvo en la Vigilia y yo en el Homenaje a los excombatientes de la República -nos dividimos, nos repartimos-. Ambos actos estuvieron cargados de emoción.
Tras la presentación inicial, y la actuación del cantautor Moncho Otero, que nos ofreció 5 canciones -especialmente bonita fue la última, sobre un poema de Gloria Fuertes- abrió la "brecha" un señor mayor -como 70 años- que me hizo comprender el valor de "la libertad de expresión" por que le dejamos que largara el "muerto" que llevaba preparado sin cortarle, a saber: un poema a la Virgen de la Cabeza, o cosa así, de unas 7 hojas, enfocado, exclusívamente, como denuncia de las prácticas abortivas de "algunas" mujeres, y de los "niños" no nacidos ¡manda huevos!
Toda su problemática estaba centrada en el niño no nacido, al nacido ¡que le den!
Gracias a la virgen no nos puso dolor de cabeza y pudimos disfrutar de algún momento valioso, como fue el poema en gallego de Luz Pichel, con su traducción simultánea por una muchacha de voz preciosa y entonación de lujo, y aquella señora -también 70 años- con dos poemas divertidos dedicado uno de ellos al gato de Manolo Romero, padre de Tacha. También merecen mención dos muchachas que dijeron un poema a dúo, la joven, genial como lo decía.
A las 12 de la noche, apareció una charanga tamborileando a todo trapo, simultáneamente, otros muchachos echaron pompas de jabón al aire con dos cañones preparados para ello y empezó el frenesí, porque fue eso, los más lanzados no nos hicimos de rogar y atendimos rápidamente la petición de los organizadores para que participáramos actívamente en el momento solsticio. Gracias a la juerga subsiguiente, Mercedes, que vino atendiendo mi comunicado, no me mandó a hacer gárgaras, viendo a algunos que se lanzaron al ruedo para tener su minuto de gloria, y era de pura pena. Vamos, que te reías por no lllorar, como la exhibición de aquella señora que nos declamó un poema, de los aprendidos memorísticamente en la época colegial de algunos -según el colegio al que se acudiera- largo como él sólo e interrumpido por ella misma en varias ocasiones por su olvido ocasional. Eso sí, aplaudimos, de vacío no se fue.
Antes de la charanga Ara Malikian, un violinista ¿griego? interpretó varias piezas de ritmo desenfrenado, le aplaudimos a rabiar.
La vigilia dura toda la noche -la más corta del año- pero a la una y media nos despedimos de mi primo Pedro y Elia, que también acudieron -él como lector de dos poemas suyos- ¡Hay que ver que mi primo escribe bien! pero que mal dice, y, todo, por que es muy callado, no practica lo suficiente el lenguaje oral, lo suyo es la escritura. Y Pedro, no te me ofendas por ésto, que tú, al menos, te has subido al escenario, y yo no sé qué comportamiento tendría en dicho trance.

PAQUITA

Nota Añadida: Buscando el poema de Gloria Fuertes que me gustó encontré otros estupendos, en particular uno titulado "Todavía" que termina ... Y que cuando se ama se ama/ y que sólo es pecado el mal comportamiento.

El 11 de julio leo en un periódico local el resumen que hicieron de este día y en él hablan de Ara Malikian, reconocido violinista armenio, actualmente concertino de la Orquesta Sinfónica de Madrid. Valga esto como rectificación y ampliación.

junio 23, 2006

Viernes 23, a las 5 de la tarde

A las 5 de la tarde, sí, a las 5 de la tarde ... creo que era un poema de Rafael Alberti y debía tratar de una corrida ... de toros ... por lo de la hora.

Me tengo que felicitar porque dos personas que me conocen personalmente y me han leído, han tenido, y expresado, una misma sensación al hacerlo, y que es, que escribo tal cual hablo, que según estaban leyendo me estaban viendo. Éste es el objetivo de todo escritor, conseguir un lenguaje propio y parece que yo lo he hecho. El siguiente es conseguir llegar al lector, conectar con su parte más íntima, compartir mis emociones -emocionarlo-, revolverlo también "si está de Dios", frase de mi querida Lola, porque todos necesitamos transmitirnos cosas, cosas que por muy dichas casi nunca dejan de estar de más. Porque necesitamos ponernos en el lugar del otro, porque necesitamos que otros se pongan en nuestro lugar, porque la empatía debe funcionar en ambos sentidos, porque de no ser así hay una sobrecarga emocional y eso tampoco es conveniente, porque estoy llorando ...

Gracias a ambas por el favor que me habéis hecho: Isabel y Pilar, compañera de yoga y algo más la primera y del trabajo la segunda (tengo 3 Pilares cercanas y 2 más en Zaragoza)

PAQUITA

Nota añadida con posterioridad: Un lector instruido me ha informado -se lo agradezco- de que el poema es de Federico García Lorca, ambos poetas, ambos andaluces, pero uno de Cádiz y otro de Granada. Subsanado el error.

junio 21, 2006

La Tribu

Todos corrieron a refugiarse dentro de la empalizada, había sonado el Gran Cuerno, el que anunciaba que algo malo estaba a punto de pasar.
Se congregaron en torno a la Bruja de la Tribu, la que tenía contacto directo con los espíritus y ésta les habló.
Les habló del enemigo exterior, el que estaba dispuesto a destruirles como grupo, a contaminarles con nuevas ideas, a romper las estructuras férreamente mantenidas durante siglos por los integrantes de la tribu y se habían transmitido fielmente de padres a hijos.
Todos, atemorizados, entonaron su cántico ritual, el que les fortalecía como grupo.
Momentáneamente, olvidaron sus viejas rencillas, su odio contumaz hacia aquella vieja que les envenenaba los oídos, que los entrometía los unos contra los otros, que les amargaba la vida un día sí y otro también.
Todo eso quedaba aparcado ante este otro mal que se avecinaba, el peor de todos, La Evolución. Por que ello supondría subvertir sus valores, su concepto de la familia, su concepto de la solidaridad más allá de los estrechos límites a los que estaban acostumbrados; supondría movilizarse y ésta era una operación a la que eran renuentes, salvo que fuera en su propio beneficio, supondría tantas cosas.
Y allí dejamos a aquel pueblo, armándose contra el enemigo invisible, esperando.
Aún habría de pasar algún tiempo antes de que la evolución les contaminara también a ellos, convencidos como estaban de la bondad de su aislamiento.

Dedicado a los reaccionarios y revisionistas, por que gracias a ellos el mundo NO se mueve o lo hace más despacio de lo que nos gustaría al resto de la Humanidad.

PAQUITA

junio 19, 2006

Alas II: a Blanca e Imma Chacón

Y volarás,
y volaremos todos,
antes del último adiós,
antes de la despedida.
---------------
Nunca pudo sospechar
lo que le esperaba
al otro lado del teléfono:
dos alas.
---------------
Por que,
a pesar de todo,
has cogido el relevo,
me alegro.
---------------
Por que,
como tú,
no creo en las casualidades.
Todo son causalidades.

Blanca va por ti y por nuestra descubierta Imma Chacón. PAQUITA

Ordesa. La Senda de las Flores. A Montse y Teresa, 17/6/2006

A este texto se le han incorporado las fotos echadas en su día por DIEGO, publicándolas en abril 30, 2010. Pasado un tiempo se pasó aquí. Tres mías lo fueron en 22/5/2015. Para VERLAS más GRANDES clicar en ellas.
Título alternativo: La constatación de que no hay mal que por bien no venga
(el preámbulo pasa, íntegro, al artículo fechado el 26 de junio y titulado: "Derecho de Réplica", debido al nulo interés que pueda tener para los lectores potenciales, no intervinientes en los sucesos descritos)

(...) * Nosotros decididos a hacerla, cayera quien cayera, porque es preciosa y porque este mes es el ideal para hacer cualquier cosa, máxime desde el cierre del aparcto. de la Pradera del valle de Ordesa entre 1/7 y 15/10. Nos llevamos a mi hermana y su hija para que lo disfruten a su aire.

1.Mía.- Senda Cotatuero. Blas

 * Iniciamos la excursión a las 9h. 45´de la mañana del sábado 17, mi sobrina va en deportivas -calzado nada adecuado para esto- es su primera experiencia y no tiene botas de montaña. Ya lo tenemos hablado, cuando les parezca oportuno deben dar la vuelta para no correr más riesgos de los necesarios y la oportunidad surge a la media hora, quedamos en que pueden hacer la senda del valle, más cómoda, fácil y transitada, le dejo llaves del coche -a mi hermana- y tendremos los móviles abiertos. A la derecha de la senda -15 minutos después- he visto una flor de "guante de dama" = Aquilegia color violeta y al poco una digital = dedalera de color rosa = Digitalis purpurea, la única en toda la senda. Guante de Dama veré otras dos, justamente en el primer tramo de las clavijas, el vertical, la primera aún sin abrir, preciosas.

2.Mía.- Clavijas Cotatuero

* Blas va abriendo la marcha y yo cubro la retaguardia, como siempre en las subidas. A la hora del inicio nos cruzamos con una pareja joven que está descansando, nos saludamos y nos preguntan si vamos a hacer la Senda Racon ¡no! subiremos por las clavijas. Por lo visto llevan dos intentonas fallidas de hacerlas y en esta ocasión habían desistido porque se lo habían pintado mal en la caseta de los guardas del parque. Les hablamos de que han colocado un cable de seguridad, de que nosotros las hemos pasado sin él -y sin problemas- en tres ocasiones y que, además, como son altos no tiene problemas de longitud para llegar de unas a otras.


3.- Sarrio cercano a la Senda de las Flores

* Se deciden y vienen con nosotros, son Diego y Montse, ambos de Barcelona, el acento de él no tiene nada de catalán y me lo confirma, sus padres son de Cádiz y de Jaén -su acento es gaditano total- y los de ella de Cuenca. Cada vez que el camino se bifurca, han puesto carteles impresos indicando las distintas posibilidades. Así: a la derecha el bosque de las hayas, cruzando la cascada de Cotatuero, que rodea La Fraucata, más adelante a la izquierda la Senda Racón, que rodea al Gallinero en paralelo a la d Las Flores, pero más abajo.


4.- Flores de edelweis,
en la Faja del Gallinero, o senda de las flores

* Montse lleva mi ritmo, lento, y Diego va con Blas. A medida que nos acercamos a las clavijas se va empinando la senda, de suerte que tenemos que utilizar las manos en más de una ocasión. Son las 11h. menos 25 minutos cuando llegamos a la base de las mismas, Blas hace intención de ponerse el arnés -lleva dos- y yo le cedo el mío a Montse, porque Diego está preocupado.

5.- Tomada tras pasar las Clavijas de Cotatuero
 

6.- Cascada y Circo de Cotatuero

* Finalmente será sólo Montse la que lleve arnés y zipper. Blas va por delante para indicarla el camino, Diego detrás suyo y yo les hago el reportaje fotográfico -que no queda lucido porque no tengo más objetivo que el incorporado a la cámara inicialmente, algo que, supongo, hará arrepentirse a Diego de no haberme pasado la suya, una Nikon digital y réflex de 600 euros con objetivo de 400, una joya-. Pasan estupendamente, Montse es valiente y, si tiene miedo, no se deja arrastrar por él, que es de lo que se trata. Cuando llegan arriba están exultantes, no se esperaban ni que el paso de las clavijas fuera así, ni el paisaje que les esperaba al culminarlas. Son las 12h. de la mañana.


7.- La Fraucata

* En sentido inverso vienen dos hombres jóvenes -poco más de 30 años- muy bien pertrechados, demasiado pertrechados, porque llevan anorak y yo voy en camiseta, al igual que mis compañeros de estas fatigas. Nos preguntan por las clavijas, la gran duda de todos los que aún tienen pendiente esa prueba, les decimos lo de siempre y como ejemplo les presento a Montse, que acaba de recibir su bautizo, así como Diego. Continuan su camino, nosotros estábamos sedientos y calmamos la sed, contenida, en el mismo río Cotatuero. El día está bastante cubierto, pero las nubes se mueven, lo que nos permite ver parcialmente.


8.- Cascada de Cotatuero en la distancia

* A partir de aquí el camino ya no está señalizado, vamos hacia la izquierda y subiendo paulatinamente, aún queda mucha subida, unos 500 metros. Comienzan a aparecer las solitarias gencianas, flores de color violeta y cuatro pétalos que, a lo sumo, se reunen en grupos de 4 o 5 y no despegan 3 centímetros del suelo, y por fin, nos lo advierte Blas, las edelweis = flores de nieve = Leontopodium alpinum (foto 4), aparecen por todas partes. Son pequeñas, recien surgidas, pero muchas. Nos llueve, intermitentemente, sin mucha intensidad.


9.- Río Cotatuero y paredes de La Fraucata

* Hace su aparición una marmota, más bien un marmotón, es la marmota más grande que he visto en mi vida -medio siglo- no huye, se adelanta, se para, mira, continúa, y así hasta que desaparece de nuestra vista. Ahora que recuerdo, al poco de juntarnos vimos un sarrio, pequeño, casi mediano, éste si que huyó, y poco después de superar las clavijas divisamos recortado en el cielo otro (Foto 1), éste adulto, orgulloso, contemplándonos parsimoniosamente; así estuvo un buen rato, hasta que decidió que ya estaba bien de posar y desapareció.


10.- Entre nubes: Monte Perdido. Aquí: Montse

* Llegamos a la zona kárstica, -suelo resquebrajado- desde donde divisamos, en un claro, a Monte Perdido, la Brecha de Rolando y la Falsa Brecha. Son las 13 horas 45´. Ya nos queda menos para alcanzar la faja -natural, salvo que andes en sentido contrario- Diego va echando fotos a diestro y siniestro -en Italia comprendí este dicho, a la izda. la llaman la siniestra, con lo que: si los diestros son los que utilizan la derecha la conclusión es fácil ¿o no?


11.- Más adelante, más vistas. Montse.

* Esta costumbre mía de hacer pedagogía me cuesta "lo suyo" pero el balance me sale positivo, así que, continúo, porque los que se quedan me aprecian realmente, disfrutan conmigo, y yo con ellos. Andrea me dice en el curso de estos días, mondada de risa ¡la tía Paquita tendría que estar en el circo!
Lo mío es hacer el payaso, cuando estoy en situación; esto me viene ya de mis tiempos del colegio. Había alguna boba que decía aquello de: ¡venga Paquita, di algo para que nos riamos! como si esto fuera una fábrica y no necesitara de la "puesta en situación". El método interpretativo Stanislavski, vamos... a lo Marlon Brando.


12.- Faja del Gallinero, circo y río Cotatuero

* Montse dice tener hambre y yo, además, cansancio, así que en un saliente llano y amplio desplegamos las vituallas y aposentamos nuestra reales nalgas. Son las 2 y cuarto y estaremos media hora. Al inicio de la comida  se nos cruzaron 4 austríacos. Esto es una valoración que hicimos, porque desechamos el alemán, nos parece un idioma más fuerte, tampoco eran escandinavos y ¿de los paises del Este... como que tampoco. Se quedan con austríacos


13.- Vista atrás. Senda de las Flores. Montse, Paquita y pareja portugueses

* Casi cuando estamos acabando aparece otra pareja, mujer de algo más de 30 años y hombre de edad indefinida, mayor él, bastante más que ella. Comienzan a hablar, también son portugueses, van camino del refugio de Goritz, y vienen... de Goritz, de donde han salido esta misma mañana a las 7 h. ¿Qué ha pasado? Que pensaban bajar por Carriata pero, la pareja de portugueses anterior, les ha quitado la idea, se lo han pintado negro y el padre -son padre e hija- ha dicho "tururú", con lo que, media vuelta y a deshacer camino.


14. Mía.- Punta Acuta y proas Faja Pelay, desde Faja Gallinero

* Blas le convence de la viabilidad del paso de bajada y la hija estalla en un ¡Viva! a la vez que levanta los brazos en señal de victoria. Los bastones "telescópicos" -llevaba uno en cada mano- prolongan la longitud de los mismos, formando una V gigante. Volver a Goritz les hubiera supuesto 4 o 5 horas de marcha, dormir donde cayera -ejemplo: las mesas del comedor- porque les habían dicho ya por el móvil que estaba todo ocupado -estamos hablando de un sábado- y el domingo bajar por el valle o la Faja de Pelay hasta la Pradera, donde cogerían su coche para volver ese mismo día a su casa, en Évora


15.- Adelante. Senda Gallinero = Flores.

* Ya por el camino de vuelta, llamará a Casa Frauca, en Sarvisé, para reservar habitación para esa misma noche. Nos confirman que se come muy bien, algo que ya nos han comentado bastantes personas, en momentos distintos y a lo largo de los años. A las 3 menos cuarto levantamos la mesa y continuamos la senda. Los cortados que se ven son espectaculares, parecen abiertos a golpe de hacha. La senda se ensancha más adelante cuando pasa por el cobijo formado por la misma piedra, pareciera un surco practicado en vertical contra la mole rocosa. Nuestro guía comenta que la formación es totalmente natural, que la piedra se desgaja en forma de lajas y el tiempo y la erosión han formado ese corredor por el que estamos circulando


16.- Senda Gallinero adelante. En imagen: Blas y Diego

* De diversos puntos de la roca está manando agua, poca pero más que la vista en otras ocasiones. La senda está casi interrumpida en algunos puntos por los desplomes, pero siempre está practicable. Comenzamos a ver los tozales, al fondo el de Mallo, más acá por el que bajaremos. Esperaba que se despejara lo suficiente para que nuestros compañeros accidentales pudieran divisar la montaña que tenemos al frente, según vamos acabando la faja, de unos tonos característicos, pero no podrá ser, bastante es que hemos visto el valle de Ordesa por completo desde nuestro mirador de excepción. Son las 4 de la tarde cuando la senda empieza a bajar, y a y media iniciamos propiamente lo que es la bajada del Circo de Carriata, marcada con profusión de mojones, especiales para las nieblas.


17.- Senda en la niebla

* Hay un grupo que baja por el centro, van directos a las clavijas de Carriata, nosotros los dejamos a nuestra derecha y comenzamos el descenso de los enormes peldaños que forman el espectacular circo y que le confieren su belleza tan especial. No hay peligro alguno, salvo que vayas andando a lo tonto o padezcas de vértigo, en cuyo caso no es aconsejable la excursión. Montse lleva sandalias de descanso, buena suela pero mal agarre de tobillos porque llevan dos días de caminatas y tenían los pies reventados -ampollados- con lo que, me tengo que quitar el sombrero, imaginario, por el aguante demostrado, su fortaleza y buen humor. A las 5 ya estamos en el cable que colocaron, en un sitio cualquiera, donde hace la misma falta que en otros tantos sitios por los que hemos pasado y pasaremos -sin él-.


18.- Sobre Circo Carriata. Dcha.: Tozal del Mallo

* Tanto Teresa como Diego van disparando sus cámaras cada poco. Si la de Diego era fenómena, la de Teresa es de la misma marca, similar, de gama más alta. Tanto uno como otra son buenos fotógrafos, Diego dice tener un hermano dedicado al reportaje de bodas y él mismo componer historias con las fotos, incorporarles música e incluso pasarlas a blanco y negro, un artista, vamos. En cuanto a Teresa, nos ha dicho que tiene libros publicados con sus fotografías de la zona del Alentejo, que las publicaciones están en la web de la empresa de turismo de aventura en la que trabaja, situada en Évora y que hacen lo usual ahora: kayac, bicicleta de montaña, escalada, esas cosas. Ella está fibrosa, su padre también. Se lo dije a Blas al poco de verles, me recordaba a los expedicionarios de finales del siglo XIX, aquellos que se adentraban en África o iban a los polos. Para daros una imagen lo más fiel posible os diré que lleva perilla y bigote, completamente blancos, como el pelo de su cabeza, que conserva en su integridad, y una camiseta de mangas largas que asoman por las cortas del sueter tipo polo que lleva por encima. Está de lo más propio. Pedro nos ha comentado q tiene 65 años y qu con 62 pilotaba su avioneta "sin cabina protectora", a la pura intemperie, colosal


19.- Tozal de Mallo, más abajo. Circo Carriata

* Una vez superado lo del cable, Teresa y Pedro se adelantan, para pararse algo más adelante y comer algo, nosotros nos quedamos con los jóvenes, no tenemos ninguna prisa y la luz dura hasta las 10 de la noche en estas fechas. Al cuarto de hora entramos en el vergel en que se convierte Carriata en primavera y bastante del verano, los gamones = Asphodelus albus aparecen por todos lados, y a las 6 de la tarde llegamos nuevamente junto con los "adelantados", que están finalizando su primera comida del día en el riachuelo que corta la senda, formando una hermosa plataforma sobre la que nos sentamos, nos quedamos todos hasta las 6 y media y nos intercambiamos nuestros correos y teléfonos. Teresa comenta que su padre no come nada, le miro nuevamente y la figura que se me viene "a las mientes" es la de Don Quijote, se lo digo y me confirma que le llamaban así.
De nuevo en marcha y ya no pararemos hasta la carretera de Ordesa. Andar por el bosque es una gozada, por el camino he visto un sólo acebo = Ilex aquifolium y montones de planta de fresa = Fragaria en flor, una flor blanca, chiquita, pero aquí aún no hay fruto. Como vamos de bajada voy en cabeza, y a la caseta del parque llegamos a las 7h. 10´ p.m.
Nos hemos distanciado bastante, así que me acerco a por el coche a la pradera, para poder recogerlos a su llegada y acercarlos a su vehículo. No se tardan 10´en llegar a la misma. Mi hermana y mi sobrina están tumbadas en el césped, me cuentan que anduvieron hasta las Gradas de Soaso, me entrega las llaves y se quedan esperando nuestra vuelta.


20.- Ctra. a pradera Ordesa. Zona: Casas de Oliván

* Aparco en el único sitio posible, quitando la cadena, en el margen izquierdo de la carretera.
Tendremos que esperar aún un poco a que aparezcan nuestros muchachos, Teresa y Pedro llegaron antes. Montse ya me dijo que le temblaban las rodillas hace tiempo y llega molida. Ha demostrado mucho coraje. Cada uno en su vehículo, nos emplazamos en el Hotel Ordesa, donde se alojan Diego y Montse, para tomar una cerveza, una rica cerveza, el mejor refresco para el calor. Andrea: patatas fritas.
Y llegó el momento de la despedida, besos, abrazos, Teresa y Pedro nos insisten en que nos pasemos por Évora -nos quisieron invitar a cenar, de tan agradecidos como estaban, pero tuvimos que rechazar la oferta porque no estamos solos y en Broto nos esperan mi madre, Tere y Vicente.

Para más información sobre las actividades de Teresa en Portugal, mirad la página: http://www.turaventur.com/

DATOS DE INTERÉS: El nivel de partida está a 1.300 metros y el punto más alto de la faja a 2.407 metros, según el GPS de Diego. El tiempo medio que tarda en hacerse este recorrido es de 9 horas, descansos incluidos.

Y aquí aparece la moraleja de todo este relato. Gracias a que nos "fallaron" los amigos, e íbamos solos, hemos podido establecer relación con estas cuatro estupendas personas. Se cierra un ciclo, se abre uno nuevo. Eso es la vida. "Si lloras porque el sol se ha puesto, las lágrimas no te dejarán ver las estrellas" Autor:  Rabindranath Tagore filósofo indio, contemporáneo de Mahatma Gandhi.

AÑADIDO en 13/7/2011: Otra crónica por la Faja, otro cronista, otros caminantes, distinto origen y sentido, Recorriendo Ordesa y 4: De Sarradets a la Pradera de Ordesa por la Faja de las Flores the-south-face.blogspot.com/2011/07/viene-de-aqui-aaa.html

Crónica de idéntico recorrido, realizado 6 años después http://paqquita.blogspot.com.es/2012/09/ordesa-vii-cotatuero-faja-gallinero-c.html

PAQUITA