agosto 02, 2015

Otros días, otras activ: Setas, Barranco Barbaruens-Villanova, 3y4/8/2005

Viaje realizado en Agosto de 2005, narrado entonces y publicado ahora. Las fotos llevan una explicación y al relato lo precede un *asterisco. Para VER las FOTOS, sus detalles, DEBEN AGRANDARSE clicando sobre ellas. Fueron tomadas con cámara analógica y ahora escaneadas.


* Vamos directamente a los lugares en que solemos acampar, cerca del río.

3 agosto. Setas
 
* Nos acercamos al monte de Cerler-Eresué, a ver si hay setas. Llevamos comida, tomates y melocotones, ellos también el pan recién comprado.
Por la carretera de Cerler vemos las obras de urbanización de la ampliación de Benasque hacia el monte, al otro lado del río. En Cerler, ya acabaron las obras de la rotonda que iniciaron el año pasado  y el asfaltado de la carretera a las pistas de esquí, a L´Ampriú. La pista por la que nos internamos al bosque sigue igual, si no peor.  


1.- Vista desde pleta del abedul: Pico Escorvets, dcha. Fondo: Picos Bardamina, Posets y Espadas, dcha. a izda.

* Dudamos si ya nos habremos pasado el sitio en cuestión, pero no, aparece al poco, el llano con el abedul, aparca Blas y bajamos todos, al pie del coche se encuentra un lápiz protector labial, provisionalmente lo dejo sobre la rueda trasera, puede que le venga bien a alguien, caso de necesidad. Rosa ha visto la escena.
Cogemos cada uno su navaja y una bolsa, por si aparecen las deseadas setas y vamos monte abajo, todos menos Javier, que se queda leyendo. Cada uno a su aire, yo al menos, y tan feliz. No está tan seco como recordaba del pasado año, pero las setas no aparecen, pongo más atención, si cabe -que por supuesto cabe- siguen sin aparecer, sigo monte abajo. 
Al principio oía a Angelito cerca, ahora a nadie, sin problema, tampoco veo fresas, los arándanos, ni contar con ellos, mucha planta pero ni un fruto en los arándanos de este bosque. Una mariposa, hay una mariposa y con las alas abiertas  ¡increíble!  la fotografío una vez, y después otra, no aletea furiosa y huye, como suelen hacer.  


2.-  Setas del bosque Cerler-Eresué

* Encuentro algo, sí, son 3 rusiñoles ¡bien! me encamino hacia la izquierda, por allí va la senda a Conques y recuerdo que fresas si había, pocas, pero había. Llego a ella, bajo otro poco, veo una praderita más a la izquierda y allá voy. Ni “flores” ni fresas, pero sí más rusiñoles, de esta manera llegué a coger casi una docena, similar a lo que cogería el resto de los recolectores ¡que bien se está, así sola!  ¿sola? un señor sube por “mi” senda ¡cagoenlá!  Buenos días, buenos días. Voy delante, veo  “otro” rusiñol, disimulo  -como quien no busca setas-  se para también, distraido, mirando ¡a la mierda!  saco la navaja y a por el... rusiñol. Hablamos. Comenta que hay gente que destroza las setas que no conoce, este año, parece ser que los otros no? me separo y adelanto, por fín salgo a la pista, a mi izquierda, cerca, el coche.
No llegaron los demás, tengo hambre y también Javier, sacamos las vituallas, él extiende un mantelito de cuadros azules y blancos y a comer. De pronto ve... su cacao, ni enterarse de que se le había escurrido del bolsillo, debió ser al salir antes del coche.
Vienen los demás y se unen a la comida. Traen melocotones comprados ayer mismo, martes, en Benasque, en el almacén, está buenísimo, el que me da Angelito, mejor que los traigo yo de Madrid ¡ni comparación!    


3.- Vista desde más adelante. Escorvets, a izda. Picos Gías, Claravides, Gourgs Blancs y Perdiguero, izda a dcha. 

* Cuando acabamos, de nuevo al “voiture” -ahora dudo si lo escribo correctamente- continuamos pista adelante, no está mal, pero tampoco bien para un turismo nuevo como el de Angelito, que se plantea si podrá subir con él, se lo desaconsejamos. Pasamos de largo por EresuéRamastué y en Castejón de Sos vimos que el edificio que estaba al final del pueblo, en la curva, el que tenía los balcones imitando ramas de árboles, lo habían modificado y ampliado, pasando a tener cinco veces más de fondo, las obras en curso.
Como Blas ha quedado mañana para hacer un barranco paramos en el camping de Castejón de Sos, donde nos dijeron que alquilaban los trajes, entramos andando, después a la recepción y nos dicen que “si es para mañana se alquila mañana”  Justificación: que si se lo dan esta tarde podría hacer dos barrancos, uno hoy y otro mañana  ¡de cacamacola!  no puede ser hasta mañana, abren a las 8, aunque la gente no suele salir antes de las 9 para hacer el barranco que le mencionamos, el de Barbaruens. De todas formas, en Flap también tienen, está en el pueblo.
Y vamos a Flap, dentro hay un caballero de nuestra edad con el pelo encanecido y un niño pequeño, su hijo. Preguntamos, sí tiene, pero si lo queremos para mañana... volvemos a oir la misma historia, después de alguna que otra divagación lo saca, está mojado, nos dice como ponerlo a secar  ¡ya ves! y hace una especie de factura. Son 12 euros, en el anterior 10, nos lo quedamos. Volvemos a Benasque, en el camino se quedan Rosa y Javier -idea de ella- a la altura de La Borda d´Arnaldet -no Arnalet-, y los demás continuamos, Angelito tiene que recoger el coche que dejó por la mañana en Senarta.
Nos acostamos pronto, yo la primera, a las 10 ya estoy en la cama.

Día 4BARRANCO  BARBARUENS. 1º  de Blas

* El jueves a las 8 ya estamos en Villanova, en el punto de encuentro. Primero llegará Julio, a quién nos presentaron el primer día. Venía de una excursión, luego aparecerán Fernando Subiróns y su hijo Roberto, también visto el día de Julio, él recién levantado de la cama -eran las 4 de la tarde- y detrás, en el 4X4 -luego nos enteramos que es de Jesús Fonz, el marido de Rosa, "El Guapito"- Ernesto y su sobrino Toño. Arrancamos, Julio y Fernando se vienen con nosotros, además de casi todo su equipamiento, el del grupo, que es mucho.     

 En  Seira  nos desviamos a Barbaruens, y antes de llegar al pueblo tomamos una pista a la derecha, parando algo más adelante, en un pequeña placeta de tierra con capacidad para escasamente 4 vehículos, hemos llegado los primeros. Preparan las mochilas, las llevan impermeables, y en marcha; en diez minutos atravesamos un puente con una altura considerable sobre el río, y al cabo de hora y media hemos llegado al punto de inicio de la bajada del barranco. 



4.- Inicio barranco

* Antes habremos atravesado un bosque, es bonito, sombreado, la senda estrecha, agradable. Les veo ponerse los trajes de neopreno, antes se tuvieron que quitar la ropa que llevaban puesta, pregunté si debía de mirar para otro lado, no hizo falta, no hubo desnudo alguno  ¿qué pena? meten sus pertenencias convenientemente aisladas ¡llevan dos tarros herméticos, de plástico!  y empiezan el descenso, alguna foto y Paquita deshace camino.




5.- Cerca anterior. 1ª caída

* Voy de paseo, fijándome. En algunos puntos se ve el barranco y les oigo, llega un nutrido grupo de personas, 8 ó 10, no recuerdo bien, les digo que ya se les han adelantado ¿cuánto tiempo? me pregunta el primero de ellos, media hora,  después más, me paro al lado de una formación rocosa que me gustó al pasar de mañana, grupos de hasta 16 llegué a contabilizar, suele ser gente joven, de entre 20 y 30 años, indistintamente hombres ó mujeres, casi ó siempre con monitor. 
En total sumé 96, que unidos a los 6 míos totalizan 102 haciendo el mismo barranco en esa mañana. 


6.- Final bajada barranco 

* Dijeron que en unas 2 horas harían el recorrido, les dejé alrededor de las diez y media y son cerca de las 2 cuando llego al puente en cuestión, llegarán en media hora de acuerdo con los cálculos.
Bajo al río, por el peor sitio, luego veré otro preparado y cómodo, yo tengo que limpiarlo de las zarzas que lo cruzan, lo hago con cuidado, pero con cuidado y todo me clavo todo lo clavable, mientras pienso que los que por allí pasaran antes ¡porqué no se molestaron en limpiarlo, como hago yo ahora? ignorante, porque no pasa nadie, comprenderé luego.




7.- Blas, Fernando y Julio

* Voy río arriba, hasta la curva, lo cruzo y me busco un sitio cómodo en el que esperar, tranquilamente, comiendo.
 Mejillones, he traido mejillones y es lo que me pongo en el bocadillo que me preparo a comerme, y tomate, no echo todo, para ellos, de pincho. A las 2 y media comienzan a aparecer, primero Ernesto, luego Roberto, Toño, Julio, Fernando y finalmente, Blas. 



 8.- Cascada. ¿Roberto

9.- Misma cascada. Salida. Julio tirándose

* Vienen felices, sobre todo el neófito, encantado, Fernando estuvo de niñera de contínuo, diciéndole lo que debía hacer en cada momento, tutelaje total.
No han acabado, la despedida y cierre es bajo el puente, una caída como de 6 metros, quizás más.
Regresamos a los coches, están solos, con lo que deducimos que a todos los “barranquistas” que vi los han traído en vehículos que han vuelto a llevarse, para seguirlos utilizando hasta la recogida, se cambian de nuevo, sacan cervezas que traen en bolsas térmicas -están frescas- y para casa. 
En el trayecto nos enteraremos de que Julio es “cocinilla” y que prepara unas estupendas paellas. Le emplazo a que nos invite cuando quiera.
Al acercarnos a Castejón de Sos llamo al establecimiento Flap, si está le dejamos el traje al paso, me contesta que sí y eso hacemos; luego a Villanova
A Julio le dejamos a la entrada y continuamos donde tienen su casa los cuñados, porque Ernesto y Fernando están casados con 2 hermanas, Ana y Nieves, Toño es sobrino de ambos e hijo de un tercer hermano de ellas, separado, para más detalle.
Bajamos para despedirnos y aparece Nieves bajándose, también, de un coche en el que van otras dos muchachas (...) Nos invita a comer. Luego, salimos de paseo (...)
Le digo de ver el pueblo, nunca estuve en él, y allá que vamos, cuesta arriba, está muy arreglado, con baranda incluso en todo el recorrido.
Villanova tiene casas majas, sus puertas y aldabas, alguna hasta con leyenda -paneles informativos sobre sus antiguos ocupantes y el estilo constructivo de la misma-Una grande, a la que se accede a través de un portalón y con parque delantero, es del Opus Dei. Todas tienen el nombre de la casa en una placa cerámica, le pregunto a una señora si eso fue cosa del Ayuntamiento, no, me responderá, sólo los que lo quisimos y pagamos.
Vamos directamente a una de ellas, es la de la directora del colegio de Castejón, su amiga. Al llegar hay un señor que sale de ella en un coche, el marido. En la puerta hay una niña pequeña sentada en una silla de bebé, al principio me choca, parece mayor para estar allí, después me huelo que tiene algún retraso y me lo confirma Nieves, es sobrina de la directora. Charlan un rato y nos despedimos, la casa está en un mirador, la situación formidable, la fuente al lado. 
Continuamos ruta, pasamos por la plaza, saluda a los vecinos allí reunidos, forma parte de la asociación de mujeres del pueblo, están traduciendo al Patués los cuentos del psicólogo argentino autor de los libros que me dejó Mercedes hace meses y que le devolví sin leer, salvo el primero Cómo ser Feliz en Pareja, y sin pareja, que me diría Mercedes, Jorge Bucay, se llama. Nieves los tiene, le gustaron y los divulga.
Nos acercamos a la iglesia, restaurada, es bonita, románico lombarda, como el resto de la zona. Volvemos a casa. Blas se quedó de cháchara con los muchachos, estuvieron a gusto, dice. 
Nos despedimos

PAQUITA
...............................

Otro asunto: Hoy en Perroflautas del Mundo El Gobierno deja desde hoy sin votar a cientos de miles de españoles emigrados Elecciones Generales 2015