junio 11, 2016

A mí me educó una horda de rojos republicanos, de Marisa Peña

COPIADO de la pág de fb de Marisa Peña el 11/5/2016
A mí me educó una horda de rojos republicanos. Nunca fuimos a quemar iglesias, eso sí , no hice la comunión y no pertenezco al seno de la iglesia católica. Las hordas rojas es lo que tienen. Recuerdo que siempre estaban leyendo, debatiendo, cantando canciones prohibidas y recordando a sus muertos con dignidad. "El don más preciado es la libertad" fue mi nana de cuna. En el coche cantabamos a voz en grito "gallo negro te lo advierto..."
Nunca les tuve miedo. No, no tenían rabo ni cuernos. Mi abuela cocinaba muy bien. Siempre decía " dios vuestro, dios vuestro". Mi padre y mi abuela siempre recitaban poemas, para casi todas las ocasiones había un poema perfecto. Yo llegué a creer que hablar en verso era algo normal. 
Me regalaron palabras como emancipación, libertad, justicia social, fraternidad, humanidad, república. La cultura y el respeto por la vida humana eran los valores más apreciados. Me enseñaron casi todo lo que sé, les debo cuanto soy.
 

PD. El modo ironía es fundamental para entender esta reflexión, pero no toda.