septiembre 19, 2015

Espeleología en Ordesa

http://pirineosordesa.com/index.php/que-hacer/barrancos-espeleologia-ordesa-pirineos

http://pirineosordesa.com/index.php/que-hacer/barrancos-espeleologia-ordesa-pirineos/269-espeleologia-en-ordesa

En el sector del Pico de Añisclo desde el año 79 se explora la zona habiendo descubierto más de una treintena de cavidades, destacando la Sima de la Punta de las Olas ,situada a 3.009 m de altitud, siendo ésta la cavidad más alta de Europa.
La configuración geológica del macizo de Monte Perdido resulta extremadamente propicia al desarrollo de fenómenos kársticos, pues las rocas calizas del Eoceno que lo forman están dispuestas en un sistema de pliegues en cascada o escalonados hacia el S., que da al conjunto un espesor de material carstificable considerable. La disolución lenta a lo largo de millones de años del carbonato cálcico de las rocas calizas, así como la infiltración de buena parte de la cuantiosa precipitación que recibe la zona de Ordesa, han dado lugar a extensas redes subterráneas con cuevas y simas importantes, de grandes dimensiones, longitud y profundidad.
La existencia de tanto desnivel provoca que circulen en muchos casos verdaderos ríos subterráneos que hacen difícil y muy peligrosa la exploración de las simas.
Ya a principios del s.XX, Lucien Briet visitó los cañones de Escuaín y Añisclo, tal y como hizo hacía poco tiempo el geólogo Lucas Mallada.
En 1926 Norbert Casteret descubre la famosa cueva que lleva su nombre, curiosa cavidad glaciar en la que existe un lago helado de más de 6.000 metros cuadrados de superficie. En 1950 Casteret realiza nuevos descubrimientos en el Collado de los Sarrios.
En 1952 el SCAL de Montpellier inicia sus estudios en el Marboré, culminando con las campañas dedicadas a la exploración del Avenc Marboré. a partir de 1960 comienzan las campañas españolas (G.E. Badalona y otros grupos catalanes), que culminan con el descubrimiento del Avenc 60 y de la Cueva de Garcés.
A partir de 1968, en Escuaín se alcanzan los -830 en la C9, -553 en LA Bufona y -1.150 en la B-15 (una de las mayores profundidades mundiales y, en aquella época, la más grande integral).
Continúan también las exploraciones en Sestrales, Castillo Mayor y en Tendeñera a partir de 1972, donde se explora el sistema Arañonera de 1150 metros de profundidad y más de 24 km de recorrido.
También en la zona del Taillón - Pico Blanco se realizaron campañas en 1971-1975, donde se alcanzó -563 en el Reseau Félix Ruiz de Arcaute, -265 en la sima El Taillón y en el collado de los Sarrios en 1976 se alcanzan -300m en el Gouffre de la Torre de Marboré.