junio 17, 2016

Beatriz Talegón dice que el PSOE ya no es socialista ni obrero ni cree en una Europa social

7/7/2015 http://www.eldiario.es/politica/Beatriz-Talegon-PSOE-socialista-Europa_0_406659540.html

La exdirigente juvenil Beatriz Talegón, que anunció hace días su baja del PSOE, afirma en su carta de despedida que la actitud del partido hacia Grecia demuestra que "no es Socialista, no es obrero y, desde luego, no cree en la construcción de una Europa social basada en la justicia y la dignidad de la ciudadanía".
Talegón, que asegura marcharse "sin rencor" y "sin deudas" del partido en el que ha militado once años, califica de "embustera" esa actitud del PSOE, "jugando con los mensajes para no decir nada, sin atreverse a defender la dignidad de un pueblo sometido a una trampa mortal".
"Este partido, que decía arrepentirse de la modificación de la Constitución Española en su artículo 135, ha demostrado que, llegado el caso, lo volvería a hacer: volvería a someterse a los dictados de la troika y dejaría a la ciudadanía con la boca cerrada aplicando recortes", sostiene.
Tras arremeter contra el presidente del Parlamento Europeo, el socialdemócrata Martin Schulz, y denunciar la "gran coalición" en Europa de "políticos apoltronados que no miran más allá de lo que les genere réditos directos sin arriesgar lo más mínimo en beneficio de los más necesitados, la exmilitante socialista reivindica la "autenticidad de la izquierda" y el trabajo político con "integridad" y amor".
En su carta de despedida, publicada en Facebook, Talegón dice haber sufrido las "bajezas del politiqueo, las mentiras, los ataques indiscriminados y el 'cuerpo a tierra que vienen los nuestros'".
Denuncia también haber vivido en un partido "absolutamente vacío de ideas políticas, de formación, de criterio; un partido ahogado por su actitud nihilista y arrodillado al marketing capitalista que trata a la ciudadanía (y a la militancia) como si fuera idiota por sistema".
.............................................

OTRO ASUNTO. Hoy en Perroflautas del Mundo:
Una patada al tablero, de David Soto Carrasco