septiembre 04, 2016

Navalperal Tormes-Cinco Lagunas-Hoya Nevada. Pareja, 29/5/2004


Viaje realizado en Mayo de 2004, narrado entonces y publicado ahora. Las fotos llevan una explicación y al relato lo precede un *asterisco. Para VER las FOTOS, sus detalles, DEBEN AGRANDARSE clicando sobre ellas. Fueron tomadas con cámara analógica y ahora escaneadas. 

* Llegamos a Hoyos del Espino, primera parada, nos acercamos al Centro de Turismo Rural, recientemente abierto, y preguntamos si tienen habitación. Dicen que sí, pero que solo para la noche del viernes: la siguiente está totalmente cubierta. Será suficiente, nos quedamos, acogiéndonos a la media pensión, 10 euros por persona más los 48 de la habitación doble. 
Para la cena están, además de nosotros, una pareja de muchachos, treintañeros, que venían de intentar hacer la travesía del Circo de Gredos, el de la Laguna Grande, al de Las Cinco Lagunas; desistiendo en la conexión entre ambos circos. La nieve estaba muy blanda en ese punto y les había hecho de todo, lluvia incluida. 
Esto convence a Blas de alquilar unas raquetas para no hundirnos en la nieve, nos dicen que en la gasolinera de Navarredonda de Gredos tienen y allá que nos dirigimos al día siguiente, temprano. 
El hombre que la atiende nos persuade, porque él ha estado en la zona y dice que ya no queda nieve en el circo, sí más arriba, pero no nos aconseja que enlacemos con el Circo de Gredos de la Laguna Grande porque la excursión es demasiado larga, supera las diez horas. Le hacemos caso, parece honesto; ha dejado de alquilar dos juegos de raquetas a 8 euros cada uno.                       
Vamos a Navalperal de Tormes en coche, lo atravesamos y nos dirigimos al río, atravesando el puente y aparcando al otro lado, como todos los que llegaron antes, y los que llegarán después.
Mientras preparamos la mochila, llega otro vehículo del que desciende otra pareja, que hará lo mismo –preparar la mochila-. Nosotros, iniciamos el camino, el cielo está azulado con alguna nube, e irá evolucionando hasta cubierto total. La pareja nos sobrepasa enseguida, él primero y después ella que, aunque pequeña de tamaño, anda muy bien. 

1.- Garganta del Pinar. Fondo: Cabeza Nevada. Pared piedra derruida. Paso

 
 2.- Por orden: Hito. Blas. Cabra. Cascadas. 


3.- Cabra y cabrito

* La garganta del Pinar, por la que transitamos, es muy bonita, así como las cascadas del río que la surca, al fondo se ven las paredes nevadas del circo, eso creía. 

Vemos cantidad de cabras montés, particularmente alguna con su cría, especie que únicamente se encuentra en Gredos y estuvo en peligro de extinción a principios del siglo pasado, el XX, según leí el domingo, 17 de abril de 2005, en el Centro de Interpretación del Parque abierto recientemente en Guisando, donde estuvimos para hacer el pico de La Mira ese fin de semana y lo conseguimos.


4.- Aquí: Cabras. Blas a dcha. Entorno rocoso 

5.- Escarabajo. Colores: amarillo y púrpura

6.- Lagartos = Timon lepidus enfrentándose. 

* Volvemos a ver lagartos, como la vez anterior que estuvimos por esta garganta; siendo el único sitio en que los encontramos. Llegamos al chozo refugio, situado al pie de la pared donde el camino sube bruscamente por la izquierda. 

7.- Desagüe Laguna de Majalaescoba = fondo foto 2

* Sobrepasamos la Laguna de Majalaescoba, donde terminó nuestra excursión anterior por estos pagos, no hay nieve en este punto. Más adelante vemos que el camino se desvía aún más a la izquierda, haciendo un ángulo de 90º, para subir un pequeño collado que da acceso al verdadero Circo de Las Cinco Lagunas 

 8.- Blas a izda. arriba. Desagüe laguna




9.- Cuarta y quinta laguna = Galana y Cimera, ésta al fondo.
Arriba: Riscos de Gutre.

* Impresionante, alta montaña total. Lo que vemos en ese punto será la cuarta laguna y a la derecha la entrada de la quinta, cubierta completamente de nieve.





10.- Frente a ant.

Laguna Cuarta o Galana, aquí

Pico de la Galana, allí, arriba.

* Al bajar un poco veremos también a la pareja, única, que llevó nuestro mismo camino, allí están, sentados, disfrutando del paisaje. Hablamos por primera vez, lo anterior solo fueron saludos escuetos. Parece que hemos superado la prueba y Miguel, que así se llama, nos nombra las cimas que tenemos a nuestra vista.
 



11.- A izda. ant.

Contin. Laguna Galana

Riscos a izda. Pico La Galana

* Bajamos hacia la quinta laguna y podemos apreciar claramente las diferencias de altitud entre ambas; ya que mientras la más alta, 4ª, está completamente nevada y helada, la 5ª ya está deshelada en parte y se reflejan en ella las cimas cercanas.




12.- Reflejo cimas en Laguna Cimera. Paquita





13.- Cont. reflejo cimas en Laguna Cimera

* Bajaremos por las lagunas restantes, que es por donde subió la otra pareja, según nos dicen, y así, iremos viendo el hielo cuarteado de la tercera, como con tiralíneas, hasta las segunda y primera ya prácticamente líquidas. 

 14.- Vista hacia boca salida 3ª laguna o Mediana

15.- A izda. ant. Vista desde 3ª laguna fondo circo

* En este punto, el sendero baja para unirse al llevado por nosotros en la subida. Llegamos al chozo y nos volvemos a encontrar a nuestra pareja, descansando nuevamente. Charlamos. Él nos contará que subiendo por la ladera de la derecha llegaremos a un valle en alto digno de verse, ellos no nos acompañarán porque ella tiene alguna molestia. Les hacemos caso y comenzamos a subir. Blas me deja la delantera y voy campo a través, entre piornos, golpeándome las piernas continuamente. Por fin, llegamos a la loma y descendemos, poco, a la hoya de Cabeza Nevada, a Hoya Nevada, que así se llama, según veré al día siguiente en el mapa, la zona que buscábamos.
La visión es espectacular, un gran valle surcado por numerosos cursos de agua, meandros, que en algunos puntos horadan la tierra hasta formar canales por los que discurre y, a la izquierda del mismo, una gran charca de la que sobresalen algunas plantas y en la que se reflejan las nubes que la sobrevuelan.
 

16.- Aquí, izda.: hito y Blas. Laguna de las Ranas. Única vez que la visitamos

* Oímos un fuerte ruido, es el croar de las ranas en la charca. Ranas que son muchas, nunca antes vi tantas, y que saltan para sumergirse en la misma, a medida que nos vamos acercando. Rodeamos la charca, dejándola a nuestra izquierda y continuamos adelante. 

17.- Cabras montés. Hoya Nevada. Fondo: Cabeza Nevada

* Ahora lo que oímos es otro sonido, más seco e intermitente; nos fijamos, empezamos a distinguir animales pastando, cabras, y el sonido es el chocar de sus cuernas entre los grandes machos. Vemos un grupo, otro, un tercero y así hasta que tomamos conciencia de que son cientos las cabras allí recogidas, deben ser cerca de las ocho de la tarde y el día está cayendo. Esta hoya es un refugio, con hierba y agua abundantes, en la que pernoctan, tranquilamente, las cabras montesas del lugar.  


18.- Salamandra salamandra diminuta.

* También vemos una salamandra diminuta, negra con manchas amarillas, que fotografío en la mano izquierda de Blas. Continuamos camino, éste se va estrechando.   

 19.- Garganta Gredos-Blas-Cabeza Nevada. Retamas


20.- Garganta Gredos-Cabeza Nevada-Garganta Pinar. Senda

* Desde donde estamos, tenemos una amplia visión de los dos circos, el de la Laguna Grande de Gredos y el de Las Cinco Lagunas; es magnífico y entre medias Cabeza Nevada. Aún, dejamos un gran macho a nuestra izquierda, que nos sigue con la mirada.

21.- Macho de cabra montés. Retamas en flor

* La loma va perdiendo altura gradualmente y, casi al final de la misma, pasamos por un gran círculo de piedra que despierta nuestra imaginación. A mí me recuerda las cosas de brujería, los corros, el famoso círculo celta, de piedra, en Inglaterra, no recuerdo su nombre. 


22.- Círculo empedrado = era en el monte.

* Donde acaba esta senda es la bifurcación de las Gargantas del Pinar y la de Gredos, donde están los carteles señalizadores. Son las nueve de la noche y allí están, tumbados y esperándonos, según nos dijeron después, la pareja montañera. Nos paramos un rato, les comentamos lo del círculo mágico y nos aclaran que antiguamente lo utilizaban como era, de ahí el que estuviera enlosado en piedra también, para que preservarlo de la humedad. 
Él es un montañero avezado. Ha estado en Los Himalayas, La Cordillera de los Andes, por supuesto, en Los Alpes y no sé en cuantos sitios más. Nos lo creemos, no es pedante. Su experiencia le dice que, no compensa hacer los ochomiles del Himalaya, demasiado duro, excesivo. Ha ido un par de veces y en ambas perdió cerca de nueve kilos. Conoce Pirineos al dedillo. Cosa que menciona Blas, por lo que él añade, se nota que lo tiene pateado (...)
Al llegar a los coches, son las diez de la noche. En este último tramo, que se tarda media hora en recorrer, hemos tardado una, vinimos de paseo. Intercambiamos teléfonos, con la idea de llamarnos en algún momento, por si realizamos alguna excursión juntos. Él menciona que, hoy en día, es difícil encontrar una pareja de nuestra edad que haga montaña.

AÑADIDO el 3/9/2016: Ayer, Blas y Perico, hicieron esta ruta, casi. Subieron a La Galana y no pasaron por Hoya Nevada. Acabaron a las 11h. 30´ de la noche me dicen.

PAQUITA 
.............................................

OTRO ASUNTO. Hoy en Perroflautas del Mundo: 
Huelgas, marchas y protestas en Argentina como reacción popular al neoliberalismo 



1 comentario:

BLAS MENDIOLA MINGUEZ dijo...

Han pasado 12 años. leo está crónica y creo que es un trabajo bello, montañero, elegante. Una maravilla