noviembre 19, 2016

Me parece una desvergüenza y una infamia que, a estas alturas, todavía se haga recaer la culpa de la guerra civil por igual en los dos bandos (cuando la república no era un bando, era un proyecto Legal), de Marisa Peña

COPIADO de la pág de Marisa Peña el 7/11/2016


Sólo lo voy a decir una vez. Me parece una desvergüenza y una infamia que, a estas alturas, todavía se haga recaer la culpa de la guerra civil por igual en los dos bandos (cuando la república no era un bando, era un proyecto Legal), acusando de asesinos a los políticos, militantes y sindicalistas que configuraban el amplio Frente Popular, a los mismos que emocionaron a miles de brigadistas, y movieron a los intelectuales como  George OrwellJohn Dos PassosErnest Hemingway Antonio Machado o Max Aub a apoyar sin fisuras la lucha de resistencia de las milicias republicanas. 
Podrían ser muchas cosas, pero tildar de asesinos a Manuel AzañaJuan Negrín, Julián Besteiro, Federica Montseny o Dolores Ibárruri Pasionaria es una mentira y una falsedad histórica imperdonable. 
La república no fue violentada de forma igualitaria por dos bandos de hermanos sedientos de sangre. El fascismo afiló sus garras contra el Frente Popular por el miedo de las clases privilegiadas a perder sus privilegios. 
Eso lo sabían todos los que, de forma desinteresada, apostaron por la legalidad republicana y se jugaron la vida y la libertad. Los famosos desmanes de la izquierda que motivaron la violencia de la derecha son la típica excusa del  Revisionismo histórico (negacionismo) equidistante y vomitivo para igualar víctimas y verdugos. En Europa sería un despropósito que un académico francés o alemán saliera a decir que en la guerra mundial todos fueron unos mediocres y culpables por igual de lo que pasó. 
No debemos permitir que, otra vez, la memoria republicana se llene de basura y mentiras. Yo sé otra historia que el señor  Arturo Pérez-Reverte y otros como él parecen desconocer. La de los resistentes improvisados, que se negaron a dejarse arrebatar el mejor proyecto de la historia de este triste país y pagaron cara su osadía, tan cara que, todavía, la siguen pagando con el olvido o la mentira disfrazada de ecuanimidad.
.............................................. 

OTRO ASUNTO. Hoy en Perroflautas del Mundo: BARRIO LIBRE DE POBREZA ENERGÉTICA. Calefacción por 36€ al mes: así funciona una central térmica gestionada por sus vecinos