mayo 17, 2015

Viaje a Roma I. Coliseo-Foro-Trastévere-Panteón, 20 a 25 Sept. 2005


Viaje realizado en Septiembre 2005, narrado entonces, publicado ahora. Las fotos llevan una explicación y al relato lo precede un *asterisco. Lo copiado aparece "entrecomillado" Para VER las FOTOS, sus detalles, DEBEN AGRANDARSE clicando sobre ellas. Fueron tomadas con cámara analógica y ahora escaneadas.
                 
*  Al poco de regresar de las vacaciones, Ana me planteó el irnos todos juntos, al finalizar los exámenes, unos días por ahí, ese ahí lo concreté en  Roma (...) 1.800 euros 5 noches, desayuno incluido, 2 habitaciones dobles ¡es que yo lo valgo... (jugarreta)!  (...) 

1.- Barajas. Paquita, Ana, Álvaro

* Salimos para Roma el martes 20 a la 1, por Barcelona, eso dicen mis hijos. Vemos unas islas, será Mallorca, y en 2 horas llegamos al Aeropuerto de Roma-Fiumicino. El equipaje: sano y salvo (...) Allí,siguiendo las indicaciones, vamos a la estación ferroviaria de Termini donde compramos los billetes para Roma, 38 euros en total, no nos pedirán el billete en momento alguno (...)
Calle Príncipe Amedeo, hotel Diana, calle llena de tiendas llevadas por hindúes.
Como ya me habían advertido, un 4 estrellas romano equivale a no más de un 3 estrellas en España. Nos dan 2 habitaciones, la de los niños resultará tener la ventana bloqueada por un andamio, se lo diré ese mismo día al recepcionista y me asegura que al siguiente, hoy están completos, les cambia, quedamos en ello. La nuestra no está mal, la grifería algo avejentada y el tamaño discreto.
Para cenar nos metemos en Giglio, resturante que encontramos en nuestro paseo nocturno. Aunque no son aún las 8 y media de la tarde, ya están bastantes mesas ocupadas, llenándose al poco. Pedimos... pasta, como todos los días restantes, Ana y yo, lasañas, Álvaro y Blas una carne guisada de segundo, nada de postres y 70 euros de factura, que comprobaremos es un precio normalizado allí –tampoco Madridd es barato-. Junto a la Piazza de Santa María La Mayor entramos en una de la infinidad de gelaterías que hay en Roma, helado para Ana, el primero que probaremos allí, buenísimo. 

2.- Coliseo. 8 p.m.

* Tras un breve paseo en el que llegamos hasta el Coliseo, foto nocturna, al hotel. Pretendemos madrugar para aprovechar los días.
Quedamos en levantarnos a las 7 (...) Está mejor de lo que había supuesto, la bollería es buena -cruasanes- los panecillos también -todo el pan que comimos en Italia era bueno- (...)





3.- Mosaicos.

Basílica de Santa María la Mayor 

* Es miércoles, 21, hoy empezaremos por lo más cercano, a saber: la Basílica de Santa María la Mayor, con torre románica preciosa y frente menos interesante, para mí. Dentro, mosaicos en restauración, que si no te lo advierten parecen pinturas, recubren todas las paredes de la basílica, y el ábside

 4.1.- termas de Caracalla, al fondo. Ana  

4.2.- Coliseo y termas de Caracalla. Ana. Álvaro y Blas mirando mapa

* Después, bajando por la Via Cavour, Rome llegamos al Coliseo, enorme, colosal, y sucio, muy sucio, con mucha gente, algo que se reproducirá de continuo, la enorme cantidad de gente, turistas, que hay por todos los entornos por los que nos moveremos en estos días.  

5.- Interior Coliseo. Ladrillo y piedra

* Para entrar hay que hacer cola, y la hacemos ¡es el Coliseo!  10 euros nosotros y algo menos nuestros hijos, por ser estudiantes menores de 26 años.
 6.- A distancia anterior. Interior  Coliseo . Ladrillo y piedra

* Primer descubrimiento, el uso del ladrillo en las construcciones romanas, algo inusual en la península ibérica -al menos, yo no me he fijado ¡ignorante!- todo el interior es ladrillo, revistiendo las paredes, gruesas paredes de aglomerado de piedra y tierra. 

  7.- Acceso a subterráneos Coliseo. Bajo pista central

* Una parte del mismo está dedicado a museo, en el que exponen trozos de frisos, sarcófagos y otros, todo ello trabajado en mármol blanco. 


8.- Museo Coliseo

Sarcófago. Mármol tallado

* De allí al Palatino, situado al lado, dejando al paso el enorme Arco de Constantino, primer césar cristiano de Roma, según Blas.

*  Por la Vía Sacra llegamos al Arco de Tito,  en peor estado que el anterior.  


10.- Arco de Tito, en  Foro  Romano

* Por su izquierda, entramos en el Palatino propiamente dicho, situado en una colina, estupendo mirador y parque.

11.- Arco de Tito a izda. Coliseo a dcha. Desde Palatino 


12.- Fuente y escalera Palatino Ana y Álvaro

* Luego al Foro, colindante, paseo por el mismo y por sus mismas ruinas 
De interés Templos de la Antigua Roma en Roma



13.- Foro Romano

 Templo de Vespasiano y Tito   
* Salida por otro arco de nombre ignorado, no lo pone, ni allí mismo ni en ninguno de los folletos de que disponemos, pero sí en el libro de las principales capitales europeas, acabo de verlo, se llama Arco de Septimio Severo    
Estando allí, pregunté a una pareja joven por su nombre, lo ignoraban, al igual que yo. Eran españoles, mencionaron que acababan de llegar, venían de Florencia  ¡Florencia!  Recomendada por todos los que la han visto. Me dicen que se tarda hora y media en llegar, desde la estación Términi, que es más limpia que Roma, también les ha llamado la atención este detalle. Decidido, iremos a verla.
Pasamos al lado del Campidoglio -Plaza del Campidoglio-, de allí a la Plaza Venezia con el enorme, siempre son enormes los edificios oficiales en Roma, Palacio del Gobierno


14.- Escultura Monumento a Víctor Manuel II

* Con sus escalinatas de prohibida sentada -un policía se encarga de levantar a todo aquel turista que, inocentemente, se pose en ellas- y su escultura a Vittorio Emmanuel II. 


15.- Columna de Trajano

* Allí mismo, al otro lado de la plaza, la columna de Trajano preciosa, y enorme, también ella, en restauración y cubierta de andamios en su parte baja.




16.- Detalle columna

* Está labrada en espiral y Blas nos dice que cuenta la historia de la creación de Roma en todo su recorrido.

De allí, retrocedemos algo para dirigirnos al Trastévere bordeamos la Plaza del Campidoglio, pasamos junto a la Ínsula Romana, viviendas en ruinas del periodo imperial romano -eso pone en el libro- y bajando por la Vía del Teatro de Marcelo
Lo vemos sin pararnos. Cruzamos el puente que conecta con la Isla Tiberina, en una farmacia que hay en la misma Álvaro compra un antiinflamatorio y por el otro puente entramos en el famoso barrio  -pasamos “tras el río Tévere”, al Trastévere- situado al otro lado del río Tíber
Son pasadas las 2 del mediodía  ¿qué hacemos? Hay un horno de pan, Antico Forno di Trastévere, en Vía de la Lungaretta, huele bien, entro (...) Pesan el pan, marca a 7,75 euros el kilo.
Paseando, vemos un restaurante popular con comensales italianos, nos quedamos en él. La elección la hace Álvaro y resultará acertada, Il Ponentino, en Piazza del Drago, con menú. Nos atienden unos muchachos con aspecto de bucaneros y nos asesora una señora de mediana edad, que debe ser hija de otra mayor que hay dentro, creo que la dueña. Comemos pasta, siempre, de segundo “cova” rabo de ternera con tomate, que estará muy rico, Álvaro y Ana, cordero, que resultarán ser unas chuletas gordas fritas, bastante peores. El precio: 14 euros cada uno, excluyendo la bebida, siempre excluida en Italia, que serán otros 10 más y una cantidad fija por cubierto, otro concepto allí cobrado, por el uso y desgaste de la mesa, mantel , vajilla, cubierto y copa. Por cierto lo del mobiliario en estos sitios es épico, aquí se habría tirado hace 40 años lo que allí utilizan como mesas y sillas. En cuanto al cuarto de baño, mejor servicio, ó retrete, éste es común para ambos sexos y encontrar el método de apertura del grifo me costó desenroscarle primero, hasta que me fije en un pedal del suelo, al pisarlo se acciona el agua, quitando el pie se corta.
Acabada la comida, nos dirigimos al otro de la Vía Trastevere, principal artería del barrio, quedándonos a descansar en una plaza que encontramos al paso -Ana y yo nos tumbamos en un banco de piedra- la de San Francisco de Asís, los demás también están ocupados por gente foránea -eso parece-.  


17.- Plaza, fuente e iglesia basílica de Santa María en Trastevere

* Al cabo, yendo por la Vía de San Francesco a Ripa llegamos hasta la Piazza de Santa María in Tratevere, con su fuente rodeada de peldaños en los que se sienta la gente, sin que los levante la autoridad 







18.- Ábside forrado de mosaicos. Iglesia basílica de Santa María en Trastevere

* Y su hermosa iglesia limpia por dentro, sus mosaicos, sucia por fuera, también sus mosaicos.

 19.- Río Tíber. Ponte Sisto. Álvaro y Ana

 * ¿Y ahora? Cruzamos nuevamente el Tíber, esta vez por el Ponte Sisto, en dirección al Panteón, Blas quiere verlo hoy mismo.
Llegamos a él por detrás ¿quién diría que lo es? Un edificio redondo, de ladrillo ¿rojo? no, sucio negro, deslumbrante por dentro, inimaginable por fuera, cuya cúpula es la mayor del mundo y el  edificio mejor conservado de la Roma Imperial. La parte superior de la cúpula está abierta al cielo, sí, abierta, me lo ratifica Pilar en la oficina, allí creí que tendría un cristal ó similar, pero no, cuando llueve entra el agua -no me fijé en el sistema de drenaje-. Repleto de gente, por supuesto.  



20.- Panteón de Agripa
      
* El frontal del panteón impone más, largas columnas sosteniendo el triángulo con la inscripción de Panteón de Agripa, abierto a la Piazza della Rotonda, con su fuente con obelisco, uno de los muchos -13 según Valerio- que adornan las plazas romanas. De allí a otra plaza, esta vez la Plaza Navona, famosa por sus helados, y por sus fuentes, diseñadas por uno de los arquitectos más famosos de Roma, Gian Lorenzo Bernini, con obelisco egipcio central, también   

21.- Fuente. Plaza Navona. Oscureciendo. Paquita

* ¿Hay gente? a porrón. Los helados los adquirimos en una calle lateral, de los mejores descubrimientos esta gelatería, el mejor helado y el mejor  surtido y cantidad. Requetebuenos: de yogur con frutas del bosque, de fresa... chocolate negro.
Comienza a llover, en la Vía del Goberno Vecchio Ana comprará pastas para regalar, Álvaro también. Regresamos caminando al hotel y pasamos por la Piazza di Fuente de Trevi  -de las 3 vías, en realidad 4-  con su archifamosa fuente “La Fuente de Trevi” llena de turista a rebosar, a estas alturas llueve bastante, continuamos nuestro camino y llegamos molidos y mojados a nuestro destino. Nos dan la habitación nueva, está en la sexta, la nuestra en la cuarta, la suya renovada, han salido ganando, da a la misma calle que la que tenemos nosotros. Buenas noches.

Crónica siguiente http://paqquita.blogspot.com.es/2015/05/viaje-roma-ii-museos-vaticanos-basilica.html

PAQUITA 
....................................................
OTRO ASUNTO. Hoy en Perroflautas del Mundo: Los bomberos de Guadalajara pasan de la huelga indefinida a la huelga de hambre
 

2 comentarios:

Emilio Bercial dijo...

Que recuerdos!
Yo también estuve en Roma con mis dos chavales y esposa hace unos años ...
Al ver el reportaje me ha venido a la memoria el viaje.
Saludos/Emilio

Caminante dijo...

Me alegra que mi "labor" sirva para refrescar buenos recuerdos.
Un abrazo