septiembre 17, 2016

A quien quiera reflexionar conmigo, de Ángeles Fernangómez

COPIADO de la pág. de fb de Ángeles Fernangómez el 13/6/2016
A QUIEN QUIERA REFLEXIONAR CONMIGO:

Lo digo abiertamente: ni me gusta el fútbol ni hago nada por remediarlo. Es más, me desagrada soberanamente que tenga que ser el eje central de todo y se le dedique un porcentaje tan sumamente alto de tiempo en los medios de comunicación, como si no hubiera noticias culturales o sociales en las que centrarse mucho más. Entiendo que sirva de anestesia para muchos, aunque yo lo rechace de pleno.
Pero dicho esto, no por ello me ciego y echo la culpa al fútbol de barbaries tales como las ocurridas en Marsella. Bien es cierto que hay cosas muy mal hechas en la organización y que han de remediarse sí o sí. Incluso con estos matices, creo que el problema va mucho más allá de todo ello, y el fútbol (no como juego, que cada día veo menos de juego en estas cosas...) sino como aglomeración de masas y calentón cerebral de muchas cabezas huecas y cortocircuitos neuronales severos, está sirviendo de válvula de escape de los más bajos instintos del animal llamado persona.
Y, ahora que lo pienso, aquí sí podríamos emplear el término "humanidad", aunque derive de "hombre" y no utilizar "persona" como gusto más de hacer para favorecer la igualdad de géneros. Y digo bien porque no he visto en las imágenes de la bestialidad de los implicados a ninguna mujer (quizá debamos pensar en esto y analizarlo, pero no vamos a mezclar ahora; ahí queda).
Sinceramente, pienso que hay un mal muy poderoso y dañino instalado en este mundo y que genera monstruos. Y lo hemos creado nosotros.
Quizá tengamos que pararnos a pensar antes de que sus costras nos invadan y destruyan por falta de amor y exceso de odio.


.............................................

OTRO ASUNTO. Hoy en Perroflautas del Mundo:
Hay que echar al PP de todos los Gobiernos porque son sus negocios