octubre 24, 2010

Sobrepuerto. Caminos del agua I. Bergua, Agosto 2010

Para  VER las FOTOS, su paisaje, DEBEN AGRANDARSE clicando sobre ellas. Crónica anterior http://paqquita.blogspot.com.es/2005/11/de-bergua-escartin.html




1.- Son las seis de la tarde del martes 24 de agosto. Ideo bajar al barranco, lo haré por la senda que sale del centro del pueblo, la que baja a bocajarro y acaba en las Gorgas. Casi en el inicio me topo con las hijas de Elena, se bajaron al poco de la comida. Vienen sudando por el esfuerzo.



2.- Han bajado y subido por aquí, yo, les digo, lo haré sólo de bajada y subiré por el camino habitual al barranco, más descansado, menos empinado. Al poco encuentro más endrinas = Prunus spinosa que nunca, en los pocos llanos soleados que cruzo, será por las lluvias de esta primavera.




3.- Esta senda está poco transitada. La vegetación es la habitual aquí: avellanos, bojes = Buxus sempervirens y quejigos, en su gran mayoría. Las pocas piedras que aún quedan de las lindes están cubiertas casi al completo por musgo..




4.- En poco más de 15 minutos estoy en el barranco del Río Forcos. Al bajar escuché a unos críos, han desaparecido. Me descalzo, quiero ir aguas arriba, no traje calzado apropiado y no quiero mojar el que llevo. El barranco de Río Forcos es calizo, blanco. 



5.- Al poco me encuentro una pareja, no, una pareja y uno más, tumbados en una de sus plataformas, les tranquilizo, me voy enseguida.



6.- Es poco profundo, salvo en la Gorga del Fondanal, la única que identifico. Sé otro nombre -San Pietro- pero no lo ubico, puede que sea la primera que encontré. Es bonito ir así y no ofrece riesgo alguno, salvo pisar descuidadamente el limo del fondo.




7.- Observo que de la pared -que queda a mi- derecha -izquierda del barranco- baja más agua que otras veces. En alguna manera me recuerda al nacimiento del Nacimiento del Río Cuervo, en Cuenca. Quizá porque fue la primera vez que vi ese tipo de vegetación enganchada a las paredes.



8.- No veo pez alguno, estarán escondidos o no habrá. Hablando con Miguel -de la casa Lacosta- me dijo que sí, que hay barbos pero muy chiquitos.



9.- Llegué el sábado pasado -21- y hasta hoy martes no había bajado al barranco, destino elegido por todos los que por aquí se acercan. No veo a nadie más, ya no es hora de tomar el sol, éste se quita de aquí antes de las 6, hora por mí elegida, precisamente por eso.



10.- Me voy inquietando, ligeramente, no acabo de ver la Gorga del Fondanal ¿es posible que estuviera más abajo, de donde desemboqué al salir del bosque? creo que no, pero me surge la duda. En estas disquisiciones voy y al fin reconozco el entorno, la veo, allí, al fondo.



11.- Y ya estoy aquí, el baño favorito de mis hijos en sus años tiernos. Cubre bastante, tiene profundidad suficiente como para tirarse, y no golpearse, desde arriba, donde se desploma.



12.- Lo digo porque lo he visto... que no hecho. Yo no nado nada, tan temeraria para unas cosas y tan retraída para otras. En un arranque de valentía hice un curso de iniciación hace... años. La monitora, al principio, creyó que yo sería de las primeras en aprender ¡hay que ver lo que engaño!




13.- Me quedo allí un ratillo, tras el cual subo por la escalera -dcha. de las fotos 10 y 11- de la roca, su paso natural. Está más dificultoso que estaba, degradado. En adelante, y hasta los puentes -2-, el río practicamente llanea. Dejo a mi derecha el viejo molino, derruido, que a duras penas mantiene alguna pared, y enseguida estoy en los puentes, enlace del camino de Bergua a los restantes pueblos de  Sobrepuerto

Crónica siguiente http://paqquita.blogspot.com.es/2005/10/caminos-de-agua-ii-bergua-2010.html

PAQUITA

No hay comentarios: