octubre 24, 2015

¿Por qué ha de ser difícil cada día, si llevo doce lustros ensayando, de Luis Felipe Comendador

COPIADO de la pág. de fb de Pedro Bernal, alias: Candela Ypunto el 11/11/2014

UNA PREGUNTA QUE ME HAGO CADA MAÑANA Y CADA NOCHE

¿Por qué ha de ser difícil cada día,
si llevo doce lustros ensayando
este papel de hombre adocenado,
si ya sé qué conviene o no conviene,
si sé quién es el turbio o el castrado,
si conozco al dedillo cada acción/reacción,
cada exacto “ya es tarde”,
cada barrera y foso…?,
¿por qué ha de ser difícil cada día
si sé cada “tendríamos”,
si recito al dedillo las leyes y los salmos
que no fueron escritos,
si el bancario diario
no pasa aún de los treinta
y yo soy un mordaz quincuagenario,
si sé lo que me gusta y no me gusta y ya me da lo mismo
la rima consonante que el verso libremente desquiciado?… 
¿Por qué cuando amanezco,
después de tantos meses respirando,
me tropiezo a la mínima
con el aire que sopla justo al salir de casa… y caigo,
y quedo oscuro como un nublado viejo,
y me siento más nada que la nada, limitado
por todo, distinto –muy distinto–
del sueño que soñé hace diez minutos?…
¿Por qué, si sé quien soy
–que llevo conociéndome nosecuantosmil días–,
dudo al pisar la calle
y no sé hacia qué lado dirigirme
–si viene a darme igual–
ni en qué bar recalar para comprar tabaco?…

Y porque al final, me ponga perro o gato,
cada día es difícil…
me tomo unos minutos para armarme
de algún roce de piel antepasado,
de una mirada lánguida que un día
me atropelló los ojos como náufragos,
de un cansancio tranquilo sesteando,
de un minuto que tuve con luz propia,
del amor que sentí durante un rato
un día que me amaron,
del agua resbalando en los cristales
de las ventanas de mi cuarto,
de una magia regada de palabras
que terminó en un poema mío y charco,
de un temblor rebonito con su vértigo
–un vértigo de abrazos.

Y en días tan difíciles como éste,
me viene Fonollosa como un trago…
‘La pareja perfecta es uno solo’…
me dice… ¡Puto sabio!

© luis felipe comendador , 
30 de octubre de 2014