diciembre 12, 2015

La guerra de las funerarias amenaza a los barrios del sur de Madrid

La zona, con tres depuradoras, un vertedero, un estanque de tormentas y todo un nudo de carreteras y autopistas parece ser el lugar donde se alojan todas las actividades con riesgo para la salud de los ciudadanos, tal como denuncian los vecinos.
Tmex, Diagonal - 14/10/15 ·
https://www.diagonalperiodico.net/movimientos/28049-la-guerra-funerarias-amenaza-barrios-del-sur-madrid.html

Desde el año 2002 la guerra de las funerarias amenaza con degradar más las condiciones de salubridad de los barrios del sur de Madrid. Con un crematorio ya en Carabanchel, la empresa Parcesa –concesionaria de los tanatorios de La Paz, M40 y Villalva en la Comunidad de Madrid– pretende habilitar otro en un espacio a tan sólo tres kilómetros de distancia, en el Tanatorio M40. en el vecino distrito de Villaverde.
En 2002 esta compañía ya lo intentó, pero el Tribunal Supremo rechazó dicha posibilidad tras un recurso vecinal. "En aquel momento los vecinos hicimos manifestaciones, recogimos 15.000 firmas y logramos que no se hiciera", explica Víctor Renes, representante de la Asociación de Vecinos del Barrio de San Fermín. De nuevo, en 2006 Parcesa realizó otro intento, solicitando al Ayuntamiento, tal como indica Renes, "que se eliminen los 250 metros de protección entre el foco emisor y viviendas, parques y centros tan importantes como un instituto, un centro comercial, un centro de trabajo y un campo deportivo". Sin embargo, los vecinos de los próximos barrios de Usera y Villaverde volvieron a salir a la calle, sin que Parcesa consiguiese su objetivo.

Por el momento, las protestas vecinales han conseguido que no se ponga en marcha ninguno de los tres crematorios
Ahora, una vez más, los residentes de la zona han vuelto a salir a la calle por la misma razón, con nuevas movilizaciones, como la vivida el pasado 6 de octubre en Usera, que contó con tres columnas –una desde Villaverde Bajo, otra desde Butarque y una última desde San Fermín– que confluyeron en el Tanatorio M40, donde se pretende construir un nuevo crematorio. La vicepresidenta de la Asociación de Vecinos Los Rosales, Yolanda Fernández, apunta, por su parte, que "la ordenanza municipal lo dice muy claro, son 250 metros, si no los cumplía entonces, ahora no debería cumplirlos". Además, las asociaciones han entregado al Consistorio 14.000 alegaciones vecinales contra la nueva infraestructura.

Problema regional

El sur de Madrid, con tres depuradoras, un vertedero a pocos kilómetros, un estanque de tormentas y todo un nudo de carreteras y autopistas que incluye la M40, la A4 y la A42, parece ser el lugar donde se alojan todas las actividades con riesgo para la salud de los ciudadanos, tal como denuncian las asociaciones vecinales de la zona.
Sin embargo, éste no es el único caso en la Comunidad de Madrid. En las localidades de Valdemoro y en Navalcarnero los residentes están también en pie de guerra para evitar la apertura de sendos crematorios. Denuncian que están demasiado cerca de viviendas, colegios y zonas deportivas y piden que se alejen del centro urbano.
Por el momento, las protestas vecinales en Valdemoro, Navalcarnero, Usera y Villaverde han conseguido que no se ponga en marcha ninguno de los tres crematorios.