julio 12, 2024

CTXT. Carta a la comunidad 364 | Xosé Manuel Pereiro

 29/6/2024

              Hemos llegado tarde

XOSÉ MANUEL PEREIRO

Queridas y queridos contribuyentes a CTXT:

 No sólo hemos llegado tarde, sino que, en términos científicos, hemos llegado mal y a rastras. El pasado mes de mayo, Bruselas (para entendernos) ha aprobado un Reglamento Europeo de Libertad de Medios de Comunicación (European Media Freedom Act, EMFA). El texto, en medio de la habitual farfolla burocrática (he acometido animoso el estudio de las 125 páginas de la versión en castellano y he acabado leyéndolas en diagonal) y de las albricias y aleluyas de rigor (se garantizará la independencia, el pluralismo, los derechos, etc.), contiene algunas decisiones sensatas. Por ejemplo, los medios tendrán que declarar quiénes son sus dueños reales, si tienen conflicto de intereses con lo que publican, cuántos cuartos les sacan a las instituciones públicas, y que las mediciones de audiencia sean transparentes y contrastables. También se vigilará la concentración de medios privados y la desgubernamentalización de los públicos. Nada distinto de lo que se viene reclamando desde hace tiempo en esta casa. 


        Pero hemos llegado tarde. El Reglamento que venía de Bruselas se cruzó en el camino con el autodenominado Alvise, que se plantó allí con dos de los suyos, tras intoxicar a sus seguidores obviando las buenas intenciones que el Consejo y el Parlamento Europeo tejieron trabajosamente durante un proceso de más de un lustro, aprovechando informes previos de Altos Comités y demás organismos de expertos. Mientras Europa pretende la regulación democrática de los medios tradicionales, más de 900.000 personas —aproximadamente el número de votos que obtuvo en las pasadas elecciones europeas esa candidatura SALF, y mucho mayor que la audiencia de bastantes medios— reciben diariamente en Instagram su dosis de alvisina: mentiras, medias mentiras, mentiras mediopensionistas, y supongo que alguna media verdad y unos datos ciertos descontextualizados que asomen las orejas como atisbos de veracidad. Es lo que podríamos llamar «topología ‘informativa’», en el sentido de lo que recuerdo de lo que era la topología (disculpen si hay algún matemático a bordo): el estudio de campos matemáticos en los que 2+2 podía ser igual a 5, o donde un triángulo es lo mismo que una circunferencia, ya que podemos transformar uno en otra de forma continua, sin romper ni pegar los bordes. 

        Los debates en el periodismo se supone que versan sobre verdad y veracidad, objetividad y línea editorial, independencia y pluralismo, derechos de los profesionales y de los ciudadanos. De eso (y de mercado, de mucho mercado) habla el EMFA. De los aspectos vinculados a la realidad. Pero una cantidad ingente de la actual difusión de contenidos es fiel reflejo del brillante concepto acuñado por la consejera del entonces presidente Trump, Kellyanne Conway: la existencia de los «hechos alternativos» (alternative facts). Contenidos disfrazados de noticias, pero que gozan de una libertad creativa todavía mayor que la ficción, a la que se le exige verosimilitud o al menos un acuerdo temporal de suspensión de la credibilidad entre el emisor y el receptor. Podemos creer durante dos horas que si te tomas la pastilla azul (la ignorancia) seguirás en el mundo virtual de Matrix y si escoges la roja (el conocimiento), padecerás la cruda realidad. Pero si sales del cine y sigues en la misma, necesitas rápidamente hacerte con un sombrero de papel albal. O hacerte seguidor del Instagram de Alvise. 

        De todas formas, salvo como síntoma, no deberíamos darle más importancia a Luis Pérez Fernández aka «Alvise» que el recriminarle el uso electoral de una admonición tan agorera como «Se acabó la fiesta». Junto con el lema don’t feed the troll deberíamos aplicarnos el don’t feed the clown y nos iría mejor. Al cabo, si José Manuel Soto no tuviese ese aspecto retaco de galán de Cifesa y se dedicase al trap,  probablemente, podría haber obtenido unos resultados parecidos. El problema es que la fangosfera, la lodosfera o como quieran llamarle a lo que ya sabemos que es, redifunde y da carta de naturaleza como «información» a algo que oscila entre las elucubraciones malintencionadas y el estiércol (y hay jueces que reciclan ese material como «pruebas»). Y la EMFA admite que las grandes plataformas en línea permitan a sus usuarios declararse como «medios de comunicación», sin mucho más control que la palabrita del niño Jesús de que son independientes y de que dirán siempre la verdad. 

        De todas formas, pese a lo que se dice por ahí, en esta casa no somos maximalistas (y mucho menos maximalistas-leninistas), así que bienvenida sea la EMFA, aunque todos sepamos desde hace tiempo quiénes son los dueños de qué, y que incumplir las leyes de propiedad de los medios audiovisuales tiene menos sanción que circular a 150 por autopista. Aunque tampoco somos, si bien corren rumores en ese sentido, ingenuos (bueno, yo algo sí), esperamos como al santo advenimiento la transposición de la Ley de Medios a la legislación española, que tiene que estar lista en agosto de 2025, y que Pedro Sánchez ha metido en el saco de su «programa de regeneración democrática». En concreto, el punto que prácticamente ninguna de las pocas y discretas informaciones que he leído sobre el EMFA ha destacado: la creación de Comité Europeo de Servicios de Medios de Comunicación, en adelante El Comité, dice campechanamente el texto. El Comité será independiente y estará compuesto por un representante de las autoridades nacionales de medios de comunicación de cada país. Esos organismos o autoridades nacionales —«independientes y libres de la influencia política de los gobiernos»—, de obligada creación, serán los encargados de velar por el cumplimiento de la no concentración de medios, el reparto de los dineros institucionales, la objetividad de los medios públicos y los demás regalos que nos han traído los Reyes Magos.

        Como habrán adivinado, al contrario que en casi toda Europa, en España no hay tal autoridad u organismo, y me imagino que las respectivas asociaciones patronales de la prensa, las televisiones y las radios, en sus distintas encarnaciones, están probándose outfits de independientes para tomar posesión cuanto antes de lo que se cree. Tenemos la experiencia del Consejo Audiovisual, que creó Zapatero y Rajoy confinó en la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (sic), siguiendo esa tradición española y mucho española de otorgar las atribuciones sobre algo a quien no tiene ni idea del asunto, como que la cobertura informativa de las elecciones la diriman organismos compuestos por jueces. (Los diez últimos expedientes sancionadores de la sección Audiovisual de la CNMC se emitieron entre mayo de 2022 y septiembre de 2023 y sólo cuatro eran a cadenas generalistas, el resto de los sancionados, a mí ni me suenan).

        Como lo ingenuo no quita lo realista, en resumidas cuentas, sigamos todos por el camino de la EMFA, pero asuman que tendremos que seguir aguantando a los que redactan encendidas proclamas a favor de la libertad de expresión con una mano, mientras con la otra «van con ello», por burdo que sea (no se asombren, esa gente puede escribir con las dos manos, y una cosa y la contraria a la vez). Los códigos deontológicos del periodismo seguirán teniendo el mismo poder salvífico que las invocaciones a la paz en el mundo que hacen las misses y la autorregulación, o la regulación, seguirá siendo la facultad del periodista de poder encerrarse en un confesionario o en el cuarto de baño, y decir ante el cura o ante el espejo, según las creencias: «¡Mi madre, la que he colado!». Seamos serios: ¿quién mejor que un empresario del ladrillo que ha comprado un medio puede tener la justa visión de lo que es ético en periodismo?, ¿un comité elegido por periodistas?

        Con todo, no desesperen («Cuidado con la tristeza. Es un vicio», advertía Gustave Flaubert). Los que quieren conservar y aumentar sus privilegios ya sabemos en qué medios seguirán poniendo sus dineros, pero los que administran los de todos tendrán que disimular sus filias y fobias ideológicas. Y las leyes, en sociedades como la española, dependen tanto de la norma escrita como de a quién se le vayan a aplicar, pero es mejor que existan. Y sobre todo, si hemos sobrevivido hasta ahora gracias a todos ustedes, malo será que ahora no nos sople algo más de viento en las velas. 

Xosé Manuel Pereiro

 

julio 11, 2024

Más pasos hacia la extinción masiva: cada examen alarga la lista de especies amenazadas en el mundo, de Raúl Rejón

 Raúl Rejón   28 de junio de 2024 

En cada examen, la biodiversidad sale mal parada. A medida que los científicos estudian más especies de fauna y flora, descubren más y más variedades en peligro. De las 5.850 que han sido evaluadas por primera vez por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), un cuarto están bajo amenaza: 1.305 taxones engordan desde junio de 2024 el catálogo de alerta.

La última edición de la Lista Roja publicada al completo este jueves –el adelanto de hace una semana desveló que el lince ibérico salía de la categoría de 'en peligro'– ha examinado 163.000 variedades de vertebrados, invertebrados, plantas y hongos. El objetivo de la Unión es llegar a las 260.000. El resultado es que 45.321 presentan algún grado de amenaza. Un 28% del total (...)

Moda de usar y (sobre todo) tirar: 800.000 toneladas de ropa acaba cada año quemada o en el vertedero, de Raúl Rejón

 Raúl Rejón   13 de junio de 2024 

julio 10, 2024

Paseo semanal por CTXT, por Adriana T. Recibidos

 28/6/2024


Todo a la vez en todas partes

Querida comunidad contextataria: 

 

Esta semana, como bien sabrán, se ha producido finalmente el acuerdo entre PP y PSOE para renovar el Consejo General del Poder Judicial tras 2.025 días con el mandato caducado. 

 

Nosotras nos alegramos, sí, pero con matices. En nuestro editorial explicamos que “el acuerdo tiene mucho de esa inocencia de la izquierda menos combativa que sueña con que los conservadores que controlan el aparato del Estado les dejen algunas migajas del mismo, con la absurda esperanza de compartir con ellos las instituciones algún día”.


 

Antón Losada dice que “cuesta imaginar mejor garantía para la independencia del poder judicial que aplicar la teoría del equilibrio de terror y repartir a partes iguales la capacidad de destrucción del sistema”, mientras que para Jesús López-Medel, “aunque hayan cambiado las caras, sigue pendiente una reforma profunda del desprestigiado órgano de gobierno de los jueces.

 

La otra gran noticia de la semana ha sido la liberación de Julian Assange, que pudo volver a Australia, su país natal, tras un complejo periplo legal que ha durado más de una década y lo ha tenido los últimos cinco años recluido en una prisión de máxima seguridad en Londres. Desde allí nos lo contaba Lourdes Gómez: “El fundador de Wikileaks llega a un acuerdo por el que se declara culpable de violar la ley de espionaje, pero la sentencia se da por cumplida. Su entorno habla de ‘derrota política’ y atribuye la victoria a la presión pública”. 

 

Sucedieron más cosas estos días. El pasado 26 de junio se produjo un confuso intento de golpe de Estado en Bolivia. Hemos arrojado tanta luz como hemos podido sobre este sórdido asunto. 

 

Por un lado tenemos la crónica de todo lo sucedido que nos envió Diego González desde La Paz. “Zúñiga [el general golpista, ya detenido] dijo que Evo Morales estaba inhabilitado legalmente para ser presidente de nuevo, citando la CPE que limita las gestiones presidenciales a dos periodos”.


Pablo Castaño, por su parte, escribió un interesante análisis apuntando a la autodestrucción de la izquierda boliviana, que ostentaba la hegemonía hace apenas unos años. “El fracasado golpe ha proporcionado al presidente Arce una ola de apoyo internacional y nacional. Sin embargo, el oxígeno extra no le durará, con una situación económica que empeora por momentos”.
 


De vuelta a lo doméstico, Guillem Martínez nos siguió contando cómo marcha la cosa cat. “Está pasando que se está negociando. La opción más verosímil. PSC. Pero nadie se atreve a hablar claro, pues esta es la cultura política de la ambigüedad, al punto que ha habido personas que han preferido ir a la cárcel que acabar con la ambigüedad”.

 

Por otra parte, Guillermo Martínez (no confundir con el anterior Martínez), nos habló sobre el nuevo libro del ensayista Jorge Urdánoz, en el que se indaga en los verdaderos motivos de algunas de las decisiones más trascendentales tomadas por Suárez tras la muerte de Franco.

 

Tuvimos que publicar en abierto la carta a la comunidad de Yayo Herrero. Nuestra coordinadora de la sección de crisis ecosocial denunció la destrucción que está sufriendo nuestro país a causa de la turistificación rampante. “El ciclo del turismo es el ciclo del capitalismo. Llegar, diseñar para ricos, explotar, masificar y convertir en turismo de masas para no tan ricos, agotar, abandonar y comenzar lo mismo en otro sitio”. 

 

Hoy, 28 de junio, se celebra el Día Internacional del Orgullo LGTBIQ+. Desde Valencia, Eva Máñez nos contaba que la celebración este año ha enfrentado a todos los colectivos organizadores contra el Gobierno de la Generalitat valenciana, conformado por PP y Vox.

 

Pero no queremos dejarles con el mal sabor de boca. Les traemos también una historia muy especial, el homenaje de José Manuel Ruiz Blas a Phil Ragsdale, que fue impulsor en los años setenta de los rodeos para la comunidad LGTB y drag queens en el estado de Nevada (EEUU).

 

Vamos a ir terminando el paseo con algunas cosillas chulas de cultura que hemos publicado estos días, sobre todo entrevistas.

 

Tenemos la bonita conversación entre Elsa Estrella y Perla Zúñiga, en la que hablaron sobre arte, enfermedad, mundos ficticios y casas de muñecas. 

 

También una entrevista de Silvia Cosio a la ensayista Rebeca Martín: “Los crímenes nos revelan de una manera diáfana las tensiones que recorren una sociedad”.

 

Y por último, la charla que tuvo Paco Cano con el escritor, editor y agitador cultural Servando Rocha, al que quizá recuerden por cierto asuntillo sobre el que nos hicimos eco hace unos meses. “Muy pocos escritores o editores quieren relacionarse con alguien tildado como radical”, explicaba Rocha. 

 

Eso ha sido todo por ahora, pero no nos quiten el ojo de encima este fin de semana, porque les traeremos más historias interesantes, como una muy curiosa que nos envía Armand Caravent sobre la Final de la Copa del Mundo celebrada en Berna, Suiza, en 1954. 

 

Si no les gusta el fútbol estén atentos igualmente, porque también hablaremos sobre lo que está pasando en Francia, que celebrará elecciones legislativas este domingo con la extrema derecha dominando las encuestas. 

 

Para más CTXT, pueden darle clic aquí y echarle un ojo a nuestra portada. Si necesitan contactarnos por cualquier motivo, nos tienen en info@ctxt.es o en el teléfono 616 78 37 83 (atendemos llamadas y whatsapps en horario de oficina). Y si todavía no nos siguen en nuestras redes sociales, les recordamos que pueden encontrarnos en TelegramTwitterFacebook y cualquier otro lugar que se les ocurra

 

Pasen un estupendo fin de semana y no olviden echarse crema, conducir sin prisa y ser tan felices como puedan. Un abrazo de parte de todo el equipo.  

 

Adriana T.

julio 09, 2024

Paseo semanal por CTXT, por Adriana M. Andrade

 20/6/2024



Política, música y otras pamplinas

Querida comunidad contextataria: 

 

Hoy empezamos el recorrido cetequistero en España. No teman, será rápido e indoloro a pesar de que el paisaje no pinte del todo bien. 

 

“Lo que está pasando –aplicación, o no, de la amnistía; investidura, o no, de un president– está ocurriendo de manera críptica.  Lo críptico, en lo público –y, me temo, en lo privado–, no es un indicio de complicación, de que estamos ante asuntos sesudos y de señores/as mayores. Sino, más bien, de lo contrario: de asuntos de menores, de personas que no quieren, o no pueden, transcurrir en el lenguaje, que es donde transcurre todo aquello que transcurre”. Si quieren entender lo que sucede en Catalunya tienen que leer a Guillem Martínez. 

 

Mucho menos críptica es la situación de la-izquierda-a-la-izquierda-del-PSOE. Para Nuria Alabao, de hecho, “tendremos que esperar bastantes años para que una alianza amplia sea posible: lo que hay ahora es tierra quemada”. 

 

Seguimos nuestro recorrido político con el conflicto en Gaza. Gorka Castillo escribe una pieza importante que nos cuenta cómo constructoras, bancos y aseguradoras radicadas en España hacen negocio con el genocidio y la ocupación israelíes ante la pasividad del Gobierno y la UE.

 


Nuevos formatos


No se vayan todavía, el panorama es el que es, pero en CTXT estamos de inauguración. Carlos H. de Frutos, colaborador habitual y uno de los responsables de las redes sociales de la revista, estrena El Contextador, la opción perfecta para quien, a veces, no tiene muchas ganas de leer. En esta primera entrega hablamos de Adam Afana, el primer niño gazatí atendido en Beirut. No se la pierdan y estén atentas a las que quedan por venir. Y si tienen ganas de más audiovisual, ya está disponible nuestro último debate en línea, ‘Pensar internet en positivo’, donde Proyecto UNA, Marta G. Franco y Gerardo Tecé charlan sobre cómo salir del relato del pánico moral contra las redes sociales.

 

Esta semana viene cargada de novedades. No es muy habitual leer por aquí crónicas musicales, pero nuestro jefe fue a ver al Jefe y aunque parece que no fue el mejor concierto de los tres que dio Springsteen en Madrid, los que estuvieron ahí salieron como si hubiera sido el mejor de sus vidas. Y ya que estamos en la música, pueden leer esta entrevista a José Luis Ortiz Nuevo sobre su último libro, que dedica al maestro Enrique Morente

 

Damos un salto al deporte. Por si hubiese alguien que todavía no se ha enterado, se está jugando la Eurocopa de fútbol y pocos se sorprenderán de que los jugadores de la selección española no tengan ganas de meterse en ningún jardín político. Si no saben de lo que hablo, lean a Gerardo Tecé. Y si lo prefieren en formato meme, aquí tienen el resumen perfecto de Gabriel Méndez.

                   


Quien sí se ha mojado algo más es la fundación del Cádiz, que ha comprado el piso en el que vive María Muñoz, de 88 años, para evitar su desahucio de El Pópulo, un barrio acosado por las viviendas turísticas.

 

Vamos terminando. Tenemos una nueva entrega de la Colmena de cristal de Ignacio Echevarría, esta vez sobre “lo importante, lo trascendente y otras pamplinas”. Y para este fin de semana hemos preparado una buena dosis cultural de la mano del Ministerio y, con seguridad, alguna píldora política. 

 

Una última nota. Si están hartas de las noticias, sepan que no están solas, según el último informe del instituto Reuters, el 37% de la población española ya evita informarse. Nosotras esperamos que no sean parte de ese porcentaje y nos sigan leyendo. 

 

Para más CTXT les recomendamos echarle un ojo a nuestra portada y redes sociales. Y si necesitan contarnos algo o preguntarnos cualquier cosa, nos tienen siempre disponibles en info@ctxt.es y, de lunes a viernes, en el número 616 78 37 83.

 

Pasen un buen fin de semana y sean muy felices. Un abrazo de parte de todo el equipo. 

 

 

Adriana M. Andrade

julio 08, 2024

Educadoras infantiles migran a Alemania ante la precariedad en España: “Tenemos que irnos para tener un sueldo digno”, de Deva Mar Escobedo

 Deva Mar Escobedo   18 de junio de 2024

Mónica y su pareja, Javier, llevan ya dos años en Múnich. Lo que más valoran de su nueva vida es la tranquilidad y que ahora puede hacer planes de futuro. “No tienes el problema de no llegar a fin de mes”, asegura. Con su salario, la pareja aprovecha para algo que en España ni se habrían planteado: viajar. El trabajo es otra fuente de satisfacción. Lo que más valora Mónica es la metodología basada en juego libre y proyectos. Javier, sentirse valorado: “Cuando llegas, te hacen saber que eres muy necesario y eso me hace trabajar más contento”, cuenta el madrileño.

En 2013, el gobierno alemán aprobó una ley que prometía una plaza gratuita en una escuela infantil para cada criatura. El circuito formativo del país, sin embargo, no estaba preparado para producir suficientes educadores

La nueva ley europea obliga a España a recuperar de la degradación el 75% de sus hábitats más valiosos, de Raúl Rejón

 Raúl Rejón   18 de junio de 2024 

julio 07, 2024

El juez levanta el bloqueo a los pozos ilegales de la Casa de Alba junto a Doñana, pese a la oposición de la Fiscalía, de Antonio Morente

 15 jun 2024   Antonio Morente


La Casa de Alba ya no tiene precintados los pozos sin licencia de su finca de Aljóbar, ubicada en término del municipio sevillano de Aznalcázar a tiro de piedra del parque nacional de Doñana. El titular del Juzgado de Instrucción 1 de Sanlúcar la Mayor ha decidido retirar las medidas cautelares que impedían el uso de estas instalaciones, que son las mismas que están bajo sospecha –por su posible utilización para “riegos ilegítimos”– en la causa judicial abierta en la que se investiga un posible delito ambiental.

La decisión de desprecintar las infraestructuras se ha tomado con la oposición de la Fiscalía de Medio Ambiente, que fue la que inició el proceso judicial al denunciar por “detracción ilegal de agua” a la empresa de la casa ducal que gestiona estas tierras, Eurotécnica Agraria. Por esta acusación –a la que se une otra de desobediencia por impedir el acceso a la propiedad de la Guardia Civil– está llamada a declarar como investigada Eugenia Martínez de Irujo, duquesa de Montoro, que en el momento de iniciarse la investigación ocupaba la presidencia de la compañía, un cargo que va rotando entre los integrantes de la familia.

En un auto notificado a finales de mayo, el juez retira el precinto judicial que se impuso a estos ocho pozos en octubre del año pasado. El magistrado considera que “no resulta procedente el mantenimiento de esas medidas cautelares” al considerar que “no parece que su uso o utilización suponga un riesgo” para la masa de agua de la que se extrae el recurso. En paralelo, y mientras estas captaciones estaban inutilizadas por orden judicial, Eurotécnica Agraria ha presentado un proyecto para regularizarlas que cuenta con un visto bueno inicial.

La empresa insiste en que no usó más agua

La propiedad tiene dos pozos con derechos para usar 606.000 metros cúbicos por año para regar naranjas gourmet y olivar superintensivo, en concreto 200 hectáreas que en la nueva propuesta registrada por la compañía se reducen a 161,6 sin que ello implique un menor consumo de agua. Eurotécnica Agraria defiende que ha utilizado los otros ocho pozos ahora desprecintados (y que en teoría eran de apoyo), pero insiste en que nunca ha gastado más recursos de los que tiene asignados.

Una argumentación que no comparte la Fiscalía de Medio Ambiente, que sospecha que ha extraído más agua de la permitida durante la última década. De hecho, en su denuncia calcula que sólo en la campaña agrícola anterior y en plena sequía habría bombeado para “riegos ilegítimos” 305.851,73 metros cúbicos (305 millones de litros), un 50% más de lo que tiene concedido. Esta cantidad de más la cuantifica económicamente en 36.702,16 euros.

Curiosamente, el auto por el que se levantan las medidas cautelares contra las ocho captaciones clandestinas no hace ninguna mención a que sean las investigadas en esta actuación judicial. De hecho, el juez sólo se refiere al proyecto de regularización que impulsa ahora la empresa y destaca el visto bueno que le ha dado de manera inicial la Oficina de Planificación Hidrológica de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), organismo dependiente del Gobierno central encargado de conceder los derechos de agua.

Sin ninguna medida restrictiva

Esta propuesta para modificar la estructura de regadíos en Aljóbar se presentó cuando la finca ya era investigada por extracción ilegal de agua, una decisión que Ecologistas en Acción (una de las partes denunciantes en este caso) enmarca en su estrategia de defensa. La Confederación Hidrográfica, por su parte, avala que se utilicen estos pozos porque el proyecto no consume más de lo que tiene autorizado y, además, considera que pasar de repartir los puntos de extracción de dos a diez mejorará la hidrodinámica del acuífero al no ser necesario profundizar tanto para obtener el recurso (...)


elDiario.es